Crónica: Gira ARTILLERY + REAKTION + VANAGLORIA

Comenzando los conciertos en Madrid con una pandemia en la recta final hacia su asimilación, la primera parada nos lleva a una gira organizada por Hueso Producciones. Un exquisito y suculento show se nos presenta con la inclusión de tres bandas de thrash metal, las cuales no dudaron en ofrecer lo mejor de sí para una velada inolvidable. Originarios de Madrid y con un estilo thrasher mezclado en tintes de metalcore, VANAGLORIA comenzarían el espectáculo. Después, tras el calentamiento y con pura thrashería, REAKTION seguiría la línea desde Cataluña. Finalmente, y como plato fuerte de la gira, los daneses ARTILLERY, leyendas y pioneros del thrash europeo, cerrarían el evento por todo lo alto.

VANAGLORIA

A pesar de la poca presencia en el concierto, el cual se llenaría gradualmente a lo largo de la velada, la gira empezó fuerte con la presencia de VANAGLORIA, una agrupación con un estilo propio que varía desde el thrash moderno hasta el metalcore más pegadizo. A pesar de los continuos cambios de intérpretes sufridos en la extensa trayectoria, el cuarteto salió a darlo todo ante el poco público presente. Da igual que fueran conocidos o familia; una persona siempre se agradece que apoye la escena.

Con la promesa de un nuevo álbum muy cercano, la banda hizo gala de su discografía con un setlist muy variado, el cual fue aclamado de forma continua. Su frontman, Luis Miguel, se encargó de explicar la temática de los temas, fueran sobre la guerra, corrupción, maltrato animal o problemas mentales. A ello, se sumó el buen sonido que tuvieron de principio a fin, dejando brillantez a las zonas solistas o los graves del bajo de Iván. Con una hora de show aproximada, nos hubiera gustado tener unos minutos más para deleitar la música metal que esta banda crea en sus ensayos y estudios. La cercanía social y la interacción de su frontman son puntos reseñables que les daban más grandeza aún. Sin duda, una buena opción para abrir una gira que se esperaba portentosa y llena de buen ambiente.

REAKTION

La noche se estaba caldeando y aunque la lluvia no conseguía traer frío al recinto, el momento álgido del metal extremo español iba a llegar desde Cataluña. Estrenando bajista y con un fabuloso álbum lanzado el verano pasado, REAKTION acudía a Madrid con la firme convicción de dar un concierto inolvidable. En palabras de ellos mismos y el público, ¡lo lograron con creces! Una firme apuesta de Hueso Producciones capaz de romper el mundo con un thrash metal potente y crudo. A pesar del pobre y nefasto trato de algún personal de la organización a la prensa, la banda nos otorgó el honor de una entrevista que pronto podréis leer en The Metal Family. Volviendo al concierto, lo primero es reseñar la incombustible y fuera de sí personalidad de su frontman, Iván, encima del escenario. Como si el suelo estuviera cubierto de chinchetas y tachuelas, no había momento en el cual se estuviera quieto, ¡ni cantando, oiga! Toda la actuación estuvo marcada de una agresividad que ni en los años dorados del metal extremo podría haberse imaginado.

Álvaro y Gustavo hacían las delicias de unas guitarras insaciables, cuyo afán de sonar superaba cualquier expectativa inicial. A su vez, el bajo no perdía la línea estructural por parte de Edgar junto a la batería de Xavi, ¡que casi aporreaba los bombos con su cabeza! Sin irme mucho de boca, puedo decir que un quinteto thrasher con tanta carisma y brutalidad no se ve todos los días. Verlos en su salsa barbacoa emocionaba al público que, aún siendo escaso, no había nadie quieto; incluso algún que otro moshpit aislado. La tremenda interacción social de varios miembros, como su frontman o el guitarrista Álvaro provocaron ovaciones por doquier. El sonido no dejó que envidiar a nadie, aunque ciertos problemas técnicos se solventaron a la mayor rapidez cerca del final. Iván alentaba a los presentes, y semidesnudo, fue una prueba más de lo bien que se lo pasaban ellos y nosotros. El setlist se centraría en su último álbum, To Expect Nothing. Sin embargo, no olvidaron temazos como The Second Law o Blackmail Existence, título homónimo de su disco debut. Todo ello desembocó en un frenesí thrasher que hizo enloquecer a los presentes fuera y dentro del recinto. No habría mejor manera de abrir para una leyenda europea que una banda tan honorífica y bestial como REAKTION.

ARTILLERY

El último grupo tiene una larga y fructífera trayectoria dentro del thrash metal europeo, incluso más que grandes renombres como KREATOR o SODOM. Desde Dinamarca y liderados por el imponente guitarrista Michael Stützer, ARTILLERY descargó todo su arsenal musical en una hora y media que se hizo tan corta como una bala de cañón. Con un escenario simple donde una bandera ondeaba a cada redoble, cada integrante ofreció un espectáculo imposible de olvidar. Se les veía tan decididos y cómodos ante el público que era difícil pensar en todos los años que llevaban encima de giras, ensayos y música. Aparte de Stützer, las continuas ovaciones de Bastholm al frente de las líricas engrandecía la presencia de la banda. No había tema que se le escapase en el tono, fueran clásicos o actuales. A su vez, la inclusión reciente de Kraen, guitarrista de SACRIFICIAL, aportó un estilo old school que se unía al carisma de Stützer. Un dúo perfecto de thrashers donde no fallaba el sonido ni la nivelización.

A las cuatro cuerdas, Peter sonreía bajo la gorra a todo aquel que le aplaudiese. Era ver a un joven chaval que hacía retumbar su bajo allá donde fuese. Siempre que tenía ocasión, deleitaba el manejo de los graves a su antojo. Finalmente, Josua no dejó las baquetas intactas, las cuales casi no llegan a aguantar hasta el final. Tal era su actitud y disposición que no se le podía reprochar su buena actuación a la percusión. Toda la banda era un solo ente que repartía thrash a los presentes que poblaron la sala tras cenar. No había fallos por mucho que los buscásemos. Ni un solo pequeño detalle que les condenase a la fatalidad en directo. Tanto thrash metal había que los moshpits fuesen inevitables, aunque pocos, la verdad. Con un álbum de aniversario que casi les hace celebrar 40 años como agrupación, no faltó una revisión a toda la discografía mediante un setlist variado y muy potente que incluso se coreó ciertos temas clásicos.

Tal fue el contraste temporal al inicio que desconcertó a nivel musical. The Devil Symphony abrió el repertorio a base de aplausos. El estilo no tardó en cambiar a la década de los 80’ con temazos como By Inheritance o The Challenge. A partir de ahí, los saltos entre años fueron cuantiosos, pero siempre bajo interpretaciones impecables y solicitadas por fans, reseñando las actuaciones de Bombfood o Khomaniac, la cual desató la voz unísona de los presentes. El final quedó perfecto con los comienzos de la banda, donde se retrató The Almighty y Deeds of Darkness, himnos imperecederos del metal europeo norteño. Daba pena despedirles, pero la gira debía continuar en otros lugares y la despedida, amarga en parte, no les impidió despedirse de un público entregado al genial espectáculo recibido.

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: