El Imprevisto Aneurisma Aórtico de RICHIE FAULKNER (JUDAS PRIEST)

Las Emergencias no son tan detectables a primera vista, incluso para los mejores facultativos entrenados en el día a día. Si no, que se lo digan al guitarrista Richie Faulkner, de los Judas Priest. ¿Quién iba a suponer que Faulkner, un varón de salud envidiable, iba a sufrir una patología inmediata que suele ser letal? No, no sufrió una Parada Cardiorrespiratoria o un Infarto de Miocardio (IAM—SCA) aunque bien podrían haberse derivado de la Emergencia susodicha. Para el guitarrista, una Disección Aórtica derivada de un Aneurisma vascular casi le llevó a una muerte segura en cuestión de minutos. Os explicaremos qué Patología sufrió Faulkner, aunque sea de forma rápida y básica. Remontándonos a clases de Anatomía y Fisiología, es bien sabido que las Arterias llevan sangre al resto del cuerpo y las Venas, la devuelven al Corazón. Existen multitud de vasos sanguíneos con renombre; en Arterias, mencionamos las Carótidas, Renales y Femorales. Para las Venas, tenemos la importancia de las Yugulares, Mesentéricas y Pulmonares. Sin embargo, el sistema vascular tiene dos reinas que se reparten el protagonismo orgánico.

En el lado de las Arterias, tenemos la Aorta, la cual sale directamente del Ventrículo Izquierdo para recorrer el Tórax y Abdomen hasta bifurcarse en las Ilíacas comunes, a nivel del Hipogastrio (debajo del ombligo, aproximadamente) En su recorrido, nacen otras ramas arteriales, como las Coronarias, Renal, Hepática y Mesentéricas. Al contrario, en las Venas, tenemos la Cava, que se divide en Superior e Inferior, juntándose ambas y desembocando en un trozo común hacia la Aurícula Derecha, regresando la sangre al Corazón.

¿Qué sufrió exactamente Faulkner? En pocas palabras, una rotura vascular de la Aorta a nivel toraco-abdominal debido a un Aneurisma Aórtico. ¿Y qué es un Aneurisma? Un Aneurisma es una dilatación de la pared de los vasos sanguíneos, es decir, de las capas vasculares de un vaso determinado, con o sin patología previa. Desde el punto de vista fisiológico, el sistema vascular está sometido a todo tipo de factores orgánicos, como la gravedad terrestre, el volumen sanguíneo, la presión de la sangre contra las paredes elásticas, los niveles de colesterol y lípidos junto al transporte de los mismos, el envejecimiento, patologías cardiovasculares… Todo influye.

Usualmente, los Aneurismas se suceden en zonas vasculares que soportan una continua presión y varianzas volémicas, como son la Arteria Aorta en cualquiera de sus niveles, Renal, Mesentéricas, Esplénica y Ramificaciones del Polígono de Willis (Base Cerebral Arterial) dando lugar a la formación de “sacos” o “pelotas” en el recorrido vascular. En estas zonas dilatadas, parte de la sangre se acumula y no circula, quedándose quieta. Conforme pasa el tiempo, más fluido se deposita y la tensión vascular del Aneurisma aumenta, llegando a un punto de rotura. A este fenómeno se le conoce como Rotura de Aneurisma, lo cual es fatal, puesto que se dispersa la sangre por la zona, alterando el área afectada (Hemorragias cerebrales, torácicas, abdominales…) y provocando patologías graves a nivel general (Shocks, Hipotensión, Insuficiencia Cardíaca, Hipoxia Local, Coma…) que suelen ser irreversibles si no se tratan de forma inmediata.

Los Aneurismas tienen distinta morfología, aparte de su localización. Pueden ser de tipo Pseudo o Falso (No afecta a las tres capas vasculares y forma una especie de quiste) Sacular (Un saco de sangre que aumenta y puede romperse en un lado del vaso sanguíneo) y Fusiforme (El saco se distribuye a lo largo del recorrido en ambos lados, sea regular o irregular) Los Aneurismas no son muy sintomáticos, pues se puede desarrollar uno y no dar signos de presencia. Casi siempre, hay cuadros de disnea y dolor leve a nivel de la localización, síncopes o varianzas de la tensión arterial, sin cambios apreciables en el ECG. Sin embargo, cuando el Aneurisma se rompe, la hemorragia masiva interna lleva a pérdidas de volemia importantes, hipotensión acusada, dolor intenso, compromiso cardíaco e hipoxia potencial, así como afectación irreversible de ciertas zonas (Extremidades y órganos adyacentes) Por ello, el Aneurisma Aórtico y posterior ruptura del mismo que sufrió Faulkner no es para tomárselo a broma. Aun así, ¡completó el solo de Painkiller a la perfección en pleno directo! ¡Eso es tener aguante, joder!

¿Cómo es posible que, al guitarrista, le ocurriese una situación tan comprometida de repente? Los Aneurismas son silenciosos, ya que crecen sin dar signos de evidencia. Sin embargo, hay factores que predisponen la aparición y cronicidad de los mismos como la Arterioesclerosis o patologías vasculares previas, Hipertensión arterial, traumas directos (Accidentes de tráfico, peleas salvajes, aplastamientos del tronco…) y el envejecimiento progresivo, sin olvidar el estilo de vida. Richie es un varón sano sin patologías o rutina diaria insalubre, ¿cómo le ha sucedido? Puede haber una predisposición genética, pero se concluye que fue de forma rápida y agresiva, al igual que otras muchas afecciones vitales como los infartos y ACV (Accidentes Cerebrovasculares) Para detectar un Aneurisma o confirmarlo, se utilizan técnicas variadas como la Ecografía (Eco-Doppler) Tomografías Computarizadas y Resonancias Magnéticas, al igual que las Analíticas y marcadores específicos de daño cardiovascular.

Regresando a la Aorta, principal arteria del cuerpo, los Aneurismas pueden aparecen en diversos lugares del tramo sanguíneo por el cual discurre. Con mayor probabilidad, suceden a nivel de la Aorta Abdominal, es decir, desde su salida del Diafragma hasta la bifurcación en las Ilíacas comunes. Sin embargo, también aparecen en el propio Cayado Aórtico, en la Aorta Torácica e incluso, en la Aorta Ascendente (Donde se encuentra el sistema de riesgo coronario cardíaco) En el caso de Faulkner, el Aneurisma era de tipo Torácico, lo cual aumentaba la probabilidad de un fallecimiento inmediato. Aunque no se han dado datos específicos, suponemos que éste era el Aneurisma sufrido por las propias declaraciones del guitarrista: “Mi aorta se rompió y empezó a expulsar sangre en mi cavidad torácica.”

¿Por qué es fatal un Aneurisma si se rompe, más en la Arteria Aorta? Recordemos que la Aorta suministra sangre al resto del cuerpo mediante sus ramificaciones; es una autovía central que tiene desvíos a todos los pueblos de la provincia. Si se rompe, la sangre no llega, en cuantía suficiente, a los tejidos y órganos que dependen de un riego continuo de nutrientes, oxígeno y otros recursos vitales. A largo plazo, la situación de desabastecimiento general se agrava, llegando a hipoxia tisular y celular. El problema también radica en cómo el cuerpo trata de suplir la carencia sanguínea mediante mecanismos fisiológicos de compensación que acaban fracasando en la mayoría de los casos.

Si hay pérdida de sangre y compromiso orgánico, el corazón se verá obligado a incrementar su actividad, como la frecuencia y el gasto. La presión arterial se incrementa en aras de provocar una vasoconstricción y ayudar a las cascadas de coagulación, que intentarán cesar la hemorragia masiva con todo el arsenal que disponen. A los pocos minutos y sin conseguir remediar la rotura, la compensación empieza a fallar a distintos niveles, afectando a órganos vitales como el Cerebro y los Riñones. Las perfusiones caen y no se consigue remitir la hipovolemia, a lo cual el corazón sigue esforzándose más hasta la inminente rendición cardíaca. La sangre esparcida afecta a otras áreas, como los pulmones, el mediastino o el peritoneo, así que los continuos charcos interfieren con el funcionamiento normal de los mismos. Finalmente, las funciones vitales cesan y la parada cardiorrespiratoria deja al organismo fuera de la vida. A grosso modo, ¿crees que Faulkner ha tenido suerte? Pues sí, sin olvidar a la Ciencia y sus ramas sanitarias.

Se sabe que el guitarrista ha abandonado el hospital donde le trataron y está de recuperación con pronóstico favorable. ¿Sabéis cuánto duró la dura operación quirúrgica a vida o muerte? ¡Nada más y nada menos que diez horas y media! A ser sincero, como Enfermero de Urgencias y Emergencias, ¡no me sorprende en absoluto! Imaginad el Quirófano y la rapidez; ¡cada minuto cuenta! Vías venosas periféricas con medicación prioritaria y la Anestesia General según el historial clínico. Monitorización de constantes y carro de parada al completo. Intubación y ventilación mecánica en modo Asistida-Controlada (A/C) Fluidoterapia y transfusiones continuas, Instrumental de corte, disección, homeostasia, sutura… ¡No podemos hacernos una idea! Todo esto y más teniendo en cuenta las posibles complicaciones del perioperatorio y los cuidados del postoperatorio.

Respecto a las técnicas quirúrgicas, hay dos formas de operar una rotura de aneurisma aórtico. Al ser una situación de compromiso vital, abrir el cuerpo es casi necesario. La primera, la cirugía a tórax abierto, fue la que le realizaron a Faulkner. Supone la extirpación de la zona dañada de la aorta y su sustitución por un injerto sintético similar a una malla metálica, el cual se cose en su lugar. Sin embargo, también puede colocarse la malla (Stent) mediante un cateterismo arterial dentro de la Aorta y evitar la prótesis total. Los criterios de cirugía en los pacientes afectados son muy variados, pero algunas guías suelen ser el tamaño del Aneurisma, la localización y el pronóstico potencial.

La segunda opción, más utilizada en la actualidad, es la reparación endovascular. Puncionando una arteria de calibre con ramificación directa (Femoral o Ilíaca Común) se asciende a la zona aórtica dañada. Se instaura una malla metálica o “Stent” en la luz vascular, la cual se fija con ganchos o pasadores que previene nuevas rupturas. No obstante, a pesar de ser menos invasiva y más rápida en la realización y rehabilitación, esta opción no siempre es factible para todos los pacientes diagnosticados, como el caso de Faulkner. Tras la cirugía mayor, la estancia hospitalaria varía de unos días a semanas, dependiendo de múltiples factores, sean de la operación, complicaciones o revisiones minuciosas en los ámbitos críticos.

Por último, para evitar una reincidencia de los Aneurismas o apariciones en otros lugares, los tratamientos terapéuticos van encaminados al bienestar cardiovascular. Por ejemplo, la utilización de Betabloqueantes, Antagonistas de la Angiotensina (IECAS) o Estatinas (Reductores de Colesterol y Lípidos en la sangre) que impidan la hipertensión arterial, arritmias o vasculopatías. ¡Por supuesto, no todo es farmacología pura y dura! Hacer rutinas de ejercicio y rehabilitación, dieta variada y equilibrada, evitar el estrés y seguir las recomendaciones de los cuadros de Medicina y Enfermería, así como el control y vigilancia propia. ¡Todo es poco para Faulkner a partir de ahora!

Si tuviéramos que dar las gracias por la segunda oportunidad al guitarrista, yo me encomiendo a la rapidez del traslado al hospital Rudd Heart & Lung Center de Kentucky, donde un fantástico y audaz equipo de cirugía cardiovascular realizó una operación quirúrgica que todos los heavies y rockeros deberíamos recordar como un hito en la Historia del Metal y la Sanidad mundial. Faulkner describió la situación que sufrió y nos animó a realizarnos, de vez en cuando un chequeo médico, ¡porque nunca se sabe cuándo la muerte puede llamarnos! ¡Recupérate pronto, Richie, y vuelve a los escenarios mejor que nunca! ¡Todo el apoyo, amor y voluntad de un Enfermero admirador tuyo, en conjunto con la revista TheMetalFamily y sus colaboradores!

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: