Review: BRAINLESS y el brutal retorno de “Ruler of Everything”

Treinta años son pocos cuando se trata de hablar de clásicos inmortales. Da igual que sea de pintura, escultura, fotografía… Todo artista o intérprete deja una huella en la historia que siempre se recordará, aunque sea tarde o temprano. En Alemania, el verdadero thrash underground abre los ojos al primer cuarto del siglo XXI con la vuelta de BRAINLESS. Recordados con su álbum debut, Brainless World, Didi y Rolf retoman su trayectoria profesional con el lanzamiento de un tercer disco que nadie se esperaba, ni siquiera sus más acérrimos fans. Sin perder ni una pizca de la brutalidad y enganche que tenían desde sus primeros años, la banda reforma su cuadro personal en muchos aspectos que les devuelve al reino del más puro metal extremo noventero con Ruler of Everything.

En primer lugar, a modo de inciso intuitivo, ahorremos las comparativas temporales. “No son como antes…” “No suenan iguales…” “Había más calidad thrasher…” ¡Son treinta años, amigos y amigas! Y aquí están, trayendo thrash metal germánico underground, ¡y es lo que hay que valorar! El álbum es corto en duración y temas, pero no por ello hay que caer en injustas calificaciones. La pequeña ambientación de Sniper Alley es la entrada a una guerra clásica directa a provocar un moshpit inmediato. No suena música aún y ya dan ganas de pegarse con la gente y romper todo lo que hay alrededor. La estructura interpretativa, si la extrapolamos a sus comienzos y primeros pasos en la escena extrema, nos da la impresión de un regreso a lo clásico, con ritmos diversos, un estribillo pegadizo y la voz calmada y penetrante de Didi, acompañada de Rolf en los ecos. Evitando la relativa calma del inicio, BRAINLESS sube el ritmo con la constante batería de Nico, un fichaje en toda regla, en Master and Slave. El estilo técnico y habilidoso de Joshua ayuda a dar un poco de aire a las vocales, el cual se nota impecable en la ejecución musical. No se necesita ser veloz o brutal para que la gente juegue a hostia limpia. Las zonas solistas quedan algo flojas de sonido y nivelización, ¡pero la thrashería no hay quien se la quite a Joshua! Sweet Poison es el guiño más directo al primer álbum de la banda, donde la bestialidad se combina con la tecnicidad. Cada verso encaja muy bien con los acordes y riffs, dando un tema donde cada instrumento sobresale, dando el protagonismo al bajo de Rolf.

Casi en la mitad de este supuesto minidisco de regreso, Bare Iron nos introduce en la cotidiana improvisación que tiene BRAINLESS para hacer que nos sintamos parte del grupo. La marcha media y segura en la parte estructural se mantiene, como si fuera una tesis recopilatoria de lo que llevamos analizado. Ritmos con cierta rapidez, sonido thrasher con tintes groove, voces decididas y muchos coros… Y de nuevo, la constante tralla baterista, ¡que nos hace desear verlos en directo de una maldita vez! Get Away From Me se mete en la cabeza con la intención de subir la fiesta thrasher. Un corte encargado de levantar al público de principio a fin. Los galopes rítmicos se suceden en todos lados, sean guitarras, bajo o batería. Incluso el solo está tan nivelado e interpretado que no dudamos en coger a la canción como favorita del álbum. El thrash metal old school está tan representado aquí que nadie puede negar la calidad extrema que tanto añorábamos de BRAINLESS. Al término final de Ruler of Everything, la banda nos da a entender que lo escuchando anteriormente es una prueba de lo que viene en un futuro próximo. Debido a esa idea, Fake People recrudece el sonido y aumenta los graves para llevarnos, de cabeza, a los años dorados de los noventa. Sin duda, Joshua sube su habilidad al máximo con la ejecución de unos solos que, sin no fuera por el sonido moderno, diríamos que son de otra época mejor. Un tema ideal para nostálgicos que nos abre la memoria a recordar a ese primer disco que tanto nos gustó en el ámbito underground. La banda nos reedita, a modo de regalo, la brutal canción de Bang Your Head and Dive, el noveno tema y cierre de Brainless World. ¿Os acordáis de esos ritmos rudos, fuertes y casi demoledores? Pues dadle un sonido moderno sin perder la brutalidad ni originalidad. Lo notáis, ¿verdad? Es lo que la banda tiene guardado en su arsenal y el día que lo presenten en un festival, no van a dejar cuerpos vivos. Una necesidad thrasher capaz de hacer cantar a los muertos y unir las voces en el estribillo. La pregunta recae en: ¿te queda con la versión clásica o la nueva? Lo siento, BRAINLESS, habéis hecho un gran trabajo con la reedición, pero dicen que la primera impresión es la definitiva; no diré más.

Es difícil no cambiar en tres décadas, aunque si el sentimiento es fuerte, jamás desaparece. BRAINLESS lo ha demostrado con un trabajo underground que vuelve a remover el pasado del thrash metal germánico en su pleno apogeo. Desde The Metal Family, vuestro redactor y crítico Wesker le adjudica una actual nota de 8,7. Reventarán cabezas como hicieron antaño, lo cual da una idea del propósito de la reunión. Quieren terminar el trabajo que comenzaron y no se detendrán ante nada.

TrackList

1 – Sniper Alley

2 – Master and Slave

3 – Sweet Poison

4 – Bare Iron

5 – Get Away From Me

6 – Fake People

7 – Bang Your Head and Dive

No events for now, please check again later.
Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: