BLUE CHEER: “Vincebus Eruptum” (Phillips, 1968)

BLUE CHEER (nombre que hace referencia a una variedad de LSD) se formó en San Francisco en 1967 como sexteto, pero poco después se convirtió en un power trío, formado por el guitarrista Leigh Stephens, el bajista y vocalista Dick Peterson y el baterista Paul Whaley.

En enero de 1968 se publica su primer álbum, Vincebus Eruptum. Me cuesta mucho imaginar lo que tuvo que ser para cualquier chaval de 15 años, amante del rock, escuchar algo así en esa época. Un trabajo que nos muestra el lado más salvaje del rock, influenciado por la música de JIMI HENDRIX EXPERIENCE, pero con un sonido más sucio y agresivo. Las claves del disco aparecen ya bien representadas en la canción que lo abre, una versión del clásico de Eddie Cochran y Jerry Capehart, Summertime Blues. Una guitarra muy distorsionada, una sección rítmica pesada, insistente, y una actitud general rebelde, repleta de rabia, convierte a esta pieza como un referente en el incipiente nacimiento del hard rock y el heavy metal.

Le sigue otra versión, en esta ocasión la de Rock Me Baby de B.B.King, basada a su vez en la pieza Rocking and Rolling de Lil’ Son Jackson. Un blues con una guitarra hiriente, penetrante, y un apabullante final, que nos lleva hasta el primer tema original de la banda, Doctor Please. Una maravilla de ocho minutos de duración, compuesta por Dick Peterson. Rock callejero que musicalmente invita al desorden, con los tres músicos brillando en todo momento. Un sonido sucio, anárquico, que puede ser considerado un antecedente del punk, pero que no pierde esa base blues rockera cercana al rock duro.

La segunda cara del vinilo original comienza con otra fantástica pieza de Peterson, Out Of Focus, con un riff de guitarra muy pegadizo y Stephens doblando la guitarra en dos cortos pero intensos solos simultáneos. Este tema se utilizó también como cara B del single Summertime Blues, que les proporcionó un éxito considerable en Estados Unidos y Canadá.

El lado más salvaje de la banda vuelve con la versión del tema de Mose Allison, Parchment Farm, con una potente riff y una parte instrumental central protagonizada por la punzante guitarra de Stephens, pero con un bajo y una batería persistentes, repletos de fuerza y mala leche. Esta actitud y esta fuerza se mantienen en Second Time Around, última pieza del disco, compuesta por Peterson, que además la canta de una forma magistral, como el resto del disco. Un riff duro y pesado, una base sólida, sin grietas, y fantásticos solos de batería y guitarra (de nuevo en dos pistas separadas, conversando una con la otra), con efectos de distorsión y eléctricos marcan el final de un disco realmente sorprendente.

Hasta su primera disolución en 1972, BLUE CHEER, con cambios en su formación, publicarían cinco discos más. Algunos como Outsideinside (1968) o New!Improved! (1969) son excelentes trabajos, pero ninguno tan potente y brutal como Vincebus Eruptum.

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: