CAPTAIN BEYOND: Captain Beyond (Capricorn, 1972)

Tras grabar los tres primeros discos de DEEP PURPLE, el vocalista británico Rod Evans fue sustituido por Ian Gillan, trasladándose a vivir a Estados Unidos. En Los Angeles se unió a dos miembros de la famosa banda, en proceso de disolución, IRON BUTTERFLY,  el guitarrista Larry “Rhino” Reinhardt y el bajista Lee Dorman, y junto al fantástico baterista Bobby Caldwell, que había sido miembro de la banda de Johnny Winter, formaron CAPTAIN BEYOND. En un principio, contaron con un teclista, Lewie Gold, pero abandonó la formación antes de la grabación de su primer disco.

En 1971 la banda firmó por el sello Capricorn, una discográfica que ha jugado un papel muy importante en la promoción del rock sureño, y poco después comienza la grabación de su primer disco. Cuando el álbum de publicó en 1972, los temas aparecieron firmados por Rod Evans y Bobby Caldwell, pero solo por problemas legales de los ex miembros de IRON BUTTERFLY, ya que en realidad las canciones habían sido compuestas por toda la banda. Canciones que en el disco se unen, formando bloques y dando un aire más complejo al LP.

En el primer bloque del disco, compuesto por tres temas unidos, encontramos las claves del sonido de CAPTAIN BEYOND. Dancing Madly Backwards comienza con un pesado riff de guitarra, y una parte vocal con aires psicodélicos e influencias del blues, para enseguida cambiar a un riff más duro, con un Rod Evans en su mejor momento como vocalista, y un fantástico solo de guitarra. Sin descanso, un nuevo riff, pegadizo, con más líneas vocales (Armworth) y una excelente coda instrumental (Myopic Void), con guitarras tanto eléctricas como acústicas, y un final acelerado que nos devuelve a la melodía inicial. Este gusto por los cambios de estructura, de ritmo, enlazando extraordinarios riffs, que requiere un dominio enorme de los instrumentos de cada uno de los músicos, continua en Mesmerization Eclipse y Raging Over Of Fear. Dos piezas espectaculares, de una energía y una fuerza desbordantes, con grandes motivos de guitarra, un trabajo de bajo y batería sobresaliente, con momentos salvajes, quiebros propios del rock progresivo, y un Rod Evans pletórico.

Una bonita introducción acústica, Thousand Days Of Yesterdays (Intro) nos adentra en otro bloque de tres temas, que continua en Frozen Over, repleto de fuerza y con un riff que se adelanta al heavy metal, y que la banda combina a la perfección con fantásticos solos de guitarra, ciertos momentos de rock espacial y patrones rítmicos propios del rock progresivo, que continúan en Thousand Days Of Yesterdays (Time Since Come And Gone), con una estructura acústica, pero llena de cambios y con una batería magnífica. El riff hendrixiano de I Can’t Feel Nothing marca el final del disco, con un nuevo conjunto de temas que amalgama hard rock, psicodelia, jazz  o rock progresivo, y que incluso juguetea con el pop y las influencias latinas.

Un álbum fantástico, dedicado al guitarrista Duane Allman, que había fallecido en octubre de 1971 en un accidente de moto, que no tuvo un gran éxito de ventas y cerró la mejor etapa de la banda. En 1973, sin Bobby Caldwell a la batería, publican un segundo disco, menos inspirado y más alejado del hard rock, Sufficiently Breathless, para retirarse poco después. Rod Evans volvería a los escenarios en 1980, girando con una nueva formación bajo el nombre de DEEP PURPLE, lo que le costó una buena suma de dinero en concepto de indemnización a los otros miembros de su primera banda, que llevaba inactiva desde 1976 y que volvería al mercado discográfico en 1984. Mientras tanto, el resto de músicos de CAPTAIN BEYOND, con Bobby Caldwell incluido, publicarían un tercer álbum en 1977, Dawn Explosion (1977), proyecto que tampoco tuvo continuidad

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: