Clear Blue Sky: “Clear Blue Sky” (Vertigo, 1970)

Bajo una excelente portada y el diseño del gran artista Roger Dean, se esconde el único pero fantástico álbum del power trio británico CLEAR BLUE SKY. Con tan sólo 18 años de edad, el compositor, guitarrista y vocalista John Simms, el bajista Mark Sheather y el baterista Ken White consiguieron un contrato con el sello Vertigo, grabando en 1970 su único trabajo, bajo la producción de Patrick Campbell-Lyons, de la también banda británica de la época, NIRVANA.

El resultado fue un trabajo excelente de rock duro, pero con diversas influencias y una actitud cercana al rock progresivo, con complejos cambios de ritmo y pasajes musicales muy variados.

La primera cara del vinilo original está compuesta por una sola pieza, Journey To The Inside Of The Sun, dividida en tres partes, qué en mi opinión, funcionan perfectamente como tres temas independientes. Comienza con la composición instrumental Sweet Leaf, una especie de jam muy potente, con la guitarra como protagonista, expresándose sobre una sólida base rítmica, con el apoyo del piano (interpretado por un músico de sesión no acreditado), y con algunos pasajes misteriosos con efectos de sonido fabricados en el estudio. Le sigue The Rocket Ride, cuyos primeros segundos nos recuerdan a Hendrix o al Mandrake Root de DEEP PURPLE, aunque enseguida cambia de forma drástica, para introducirnos en un terreno más árido pero formidable. Me encanta la combinación de partes vocales e instrumentales, los numerosos cambios de ritmo y la presencia de guitarra acústica al final. Para terminar esta primera cara, el riff duro y pegadizo de I’m Coming Home, con aires propios del blues y una excelente línea vocal.

La segunda cara comienza con el que quizás es mi tema favorito del disco, You Mistify. Durante los casi 8 minutos que dura podemos escuchar un hard rock potente, a veces pesado, pero interpretado con una actitud propia del rock progresivo, con constantes cambios de ritmo, e impresionantes pasajes diferentes, tanto vocales como instrumentales que van sucediéndose de forma natural. La pieza cuenta con una guitarra solista preciosa, apoyada por la guitarra acústica, y un bajo y una batería muy presentes, reclamando constantemente protagonismo.

Le sigue una composición muy bonita, Tool Of My Trade, bien cantada, con órgano de fondo (se supone que tocado por el mismo pianista del primer tema), y diferentes pasajes instrumentales, algunos muy poderosos, y otros con detalles acústicos. Esta faceta acústica es más acusada en My Heaven, una bellísima canción con ciertas influencias del folk, pero con momentos realmente enérgicos.Y para terminar, Birdcatcher, basada en el riff hendrixiano que escuchamos al principio de The Rocket Ride, y es que es una pegadiza y fantástica canción para terminar el álbum, con pasajes de flauta apoyando a la guitarra.

Desafortunadamente, el disco no tuvo éxito comercial, y aunque la banda siguió tocando en directo y grabando temas (algunos se publicaron en el disco de archivo Destiny en 1990), no consiguieron publicar ningún álbum más, y en 1975 se separaron, reformándose de nuevo en los años ’90.

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: