Crónica: MÍA TURBIA en Velvet Club (Málaga) 13/01/2023

Empezamos el año rockero en Málaga con una de las apuestas más frescas y potentes que ha llegado a nuestros oídos entre los discos que han visto la luz a finales de 2022. Justo a tiempo de empezar el año presentando trabajo por todo lo alto, MÍA TURBIA ha publicado El camino (Spinda Records, Gato Encerrado Records & Nacimiento Records, 2022). La banda, que lleva en los escenarios desde 2017 y a quienes tuvimos la suerte de ver en Planta Baja junto a MOHAMA SAZ en 2018, ha terminado de encontrar el sonido con el que había estado experimentado desde sus comienzos.

Esta vez, en Velvet Club, de manos de Goetia Media en la primera Goetia Sessions del año, con otro de los llenos que ratifica la fuerza con la que esta pequeña promotora local llena de gente y de emoción los locales donde lleva su música, nos encontramos con una nueva oportunidad de disfrutar de esa mezcla de rock’n’roll con psicodelia y stoner, fórmula hecha a medida por ellos y para ellos, como vehículo y cauce de experimentación de ese caudal sónico que invade su primer larga duración.

En la sala nos enseñaron su camino y lo compartieron con un público entregado desde el primer tema, especialmente, como siempre, las primeras filas, lugar donde uno se mete casi en el interior de los amplis, teclados y guitarras y se mezcla con las bandas en esa cercanía que se pierde, sin remedio, cuando las bandas actúan fuera de las salas.

Podríamos decir que este tipo de locales son el lugar donde el rock vuelve a brillar con toda su autenticidad. Aunque toda banda aspire a pasar por grandes escenarios, es así, en las distancias cortas, donde se mide la verdadera esencia de este underground que, sin dudas, en Málaga ha encontrado su sitio.

De MÍA TURBIA habréis oído hablar y si no, atentos a los medios próximamente. Formada miembros de SANTO ROSTRO, ELECTRIC BELT, CABEZA DE CABALLO, es una de las pocas bandas jienenses que se ha atrevido a llevar el sonido a esa psicodelia setentera que ellos aderezan con letras desenfadadas que no dejan de hacer guiños a puntos compartidos de la cultura popular (cómo no recordar a los mismísimos Chichos al escuchar su Libre) en un juego musical y de referencias  que lleva sus ritmos al desenfreno del punk, sin adscribirse a este género ni pasar por él sin tomar lo más fresco de su rítmica.

Dicen por ahí que comparten, de alguna manera, influencias de otras bandas alternativas, como BOURBON, ATAVISMO, THE DRY MOUTS o MOCKER’S, aunque yo me atrevería a decir que, en ocasiones, también recogen el tono sombrío y profundo de sus paisanos GUADALUPE PLATA. Lejos de las comparaciones, siempre útiles para situar al lector sobre lo que ofrece la banda, lo realmente importante es que ellos explotan su propio sonido y se desmarcan de cualquier tipo de similitudes fáciles para el oído.

Poco más de una hora de concierto en una cita en la que MÍA TURBIA era la única banda en cartel, con lo que, la noche, se prestaba después a seguir moviendo un poco los huesos, ya que el concierto, con toda su intensidad, se nos hizo corto. Y eso, sin dudas, es porque lo estábamos disfrutando.

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: