Crónica: Milagre Metaleiro – Sábado 27/08/22

Tras haber disfrutado durante las mañanas del viernes y el sábado de la variada oferta turística y cultural que se puede encontrar alrededor de Pindelo dos Milagres, entre ellas una visita a Aveiro, donde el gran atractivo turístico son los paseos en Molliceiro (una suerte de góndolas portuguesas con las que pasear por los canales de la localidad, haber dado un paseo rápido por Costa Nova y haber disfrutado de la vecina Viseu, llegar el segundo día al festival con las pilas súper cargadas ayudó mucho a disfrutar a fondo la siguientes jornadas. Y es que, un festival, no es sólo música, es toda la cultura que encuentras alrededor y te enriquece como visitante.

AKROASIS

La tarde del sábado la abrían precisamente una banda llegada de Aveiro y Coimbra, los portugueses con un death metal para el que no estábamos completamente preparados en horas tan tempranas. Sin embargo, una vez empezaron su show fue fácil olvidarnos de que apenas era media tarde y meternos de lleno en sus melodías oscuras cargadas de riffs virtuosos en los que perderse y disfrutar mientras, como cada día, una parte de los asistentes eran “arrojados al foso” donde son apenas contenidos por el personal de seguridad que siempre le echa paciencia y humor a esta situación tan habitual en el país vecino.

De la profundidad del país vasco y tras dos décadas de hibernación vuelve DORMANTH. Desde su regreso en 2015, y consolidar su formación en 2017 los vascos están recuperando el tiempo perdido con tres trabajos con grandes reseñas, el último en 2020 Complete Downfall.

Con una puesta en escena quizás austera, la banda desgrana su setlist de manera perfecta. El público reaccionó muy bien a pesar y se entregó a los ritmos frenéticos y melodías ofrecido.

Sonaron perfecto: Fire, Tragicomic Day, Dreamcatcher y su ultimo sencillo State of Mind. Como comentaba antes, la banda tuvo muy buena acogida fue muy del gusto de los asistentes.

Bajo un sol aún aplastante llegó ORION CHILD, y su universo post apocalíptico. Continuum Fracture ha sido el disco que ha confirmado el despegue irremediable de la banda.

Los que me conocen saben que para mí ORION CHILD es una de mis bandas favoritas, y la que más menciono cuando quiero hablar de bandas jóvenes y originales. El setlist tuvo tiempo para sus dos últimos trabajos, pero no dejo sino entrever toda la calidad del conjunto vasco. Invictus y Fallen Gods fueron los guiños a Into the Deepest Bane of Hope, más densos, pero dejaron vía libre a los temas más liviano como Nuclear Horizons o Sons of the Sea tema que fue coreado por gran parte de los asistentes. Me sigue impresionando la batería en Fight Beyond the Bane que nos traslada a una batalla área sin tregua (cierro los ojos y lo veo).

ORION CHILD ha sabido conquistar el público que se ha quedado en más de una ocasión con la boca abierta ante el derroche de calidad de los vascos. La coronación está cerca, y espero sea con su próximo trabajo.

Llegados desde el cercano Oporto, MOONSHADE nos cargaron bien de adrenalina a base del denominado melodic extreme metal death metal, en el que se adscribe su último trabajo, As We Set The Skies Ablaze. Un álbum que seduce desde su portada y se disfruta de principio a fin y que tuvo en el Milagre una puesta de largo de lujo y la calurosa acogida que merece este trabajo bien recibido por público llegado no sólo desde todo Portugal, sino también desde España.

La banda, que ocupa un lugar destacado en el metal portugués, supo estar a la altura de la situación y desplegó su arsenal de recursos para dejar el listón bien alto para los españoles ZENOBIA.

Los riojanos están presentando su último trabajo, VI, e intentaron asaltar el MILAGRE METALEIRO y lo lograron.

Con múltiples problemas técnicos al principio, en el que no se escuchaba la voz, y después de un par de canciones con un sonido muy irregular consiguieron subsanar este contratiempo y reponerse para ofrecer un gran concierto. Jorge estuvo muy acertado en su interpretación y sus interacciones con un gran domino del Portuñol.

La incorporación de un segundo guitarrista ha permitido dar más potencia al sonido de ZENOBIA sin restar un ápice de la calidad de los grandes temas como El sueño de un loco, Borrare tu nombre o Lo llevo en la sangre. Destacar que rescataron para la ocasión Una de pirata, tema que no estaba tocando la banda durante la gira.

Llegó un verdadero rodillo a Pidenlo, arrollando todo a su paso. Pensaba que la banda iba a tocar temas de su nuevo disco, King of the North, que sale el 16 de septiembre, pero no ha sido así, ni tan siquiera Ancestor, tema que llevaba más de un mes estrenado.

Siempre hablo de la falta de movilidad de los músicos, pero en este caso me tengo que tragar mis palabras, no es necesario pegar botes y correr a diestra y siniestra para captar la atención del público, todo lo contrario, WOLFHEART nos conquista con un juego de luces espectacular y riffs e ritmos endiablados. WOLFHEART se aprovecha de tener en sus filas a tres excelentes músicos capaz no solo de tocar con gran contundencia sino también de cantar, alternando guturales, grwal y voces limpias, dando relieve y variedad a los temas.

El setlist iba más orientado a los dos primeros discos Winterborn (2013) y Shadow World (2015) con siete temas entre ambos. La banda dio un verdadero recital de metal extremo con gran toque de melodía que marca el sonido de la banda.

Ya pasada la medianoche, los suecos BLOODBOUND reventaban el recinto con su power metal apto para darlo todo con sus frenéticos ritmos, el doble bombo retumbando dentro del pecho y la energía bien cargada en temas como Creatures Of The Dark Realm, sin dudas uno de los más coreados por el público asistente.

Mucho espectáculo, puesta en escena y un colchón de teclados sobre el que las virtuosas guitarras se deslizaban con sutileza. Una estética “endemoniada” que dio mucho juego para que apareciera el mismo demonio entre las tinieblas para que Patrik J. Selleby se arrodillara ante él y le rindiera pleitesía.

Todo dentro de esos tópicos con los que se puede escenificar sin olvidar nunca que, para acudir a este tipo de recursos, lo importante es ser antes una banda solvente que se desempeña bien sobre el escenario, como es el caso de estos suecos que tantos éxitos cosechan fuera de su tierra.

ANIFERNYEN

Difícil tarea, tras tan magno espectáculo la de cerrar noche por parte de los portugueses ANIFERNYEN, quienes, sin embargo, pudieron mantener el tipo tras la gran descarga de energía con su death metal oscuro de voces profundas y una puesta en escena menos elaborada que la de sus predecesores y, aún así, muy interesante.

Sacaron su último trabajo Augur, justo antes de la pandemia por lo que su gira, como tal, está plenamente activa actualmente, al igual que la de otras bandas que se enfrentaron a las mismas circunstancias.

Así, entre la más profunda oscuridad, concluía otra jornada y nos marchábamos con la satisfacción de haber disfrutado de la calidad y variedad de las bandas presentes.

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: