Entrevista a BALMOG: “El nombre de BALMOG trasciende ya para sus miembros su significado primigenio”

Tras realizar quedarme impactado con Eve le nuevo trabajo de BALMOG, me dispongo a entrevistar Balc para que nos cuente detalladamente como ve la escena, y todo el concepto que reina alrededor de Eve.

TMF: Antes que nada, agradecer la oportunidad a The Metal Family de poder realizaros esta entrevista y daros la bienvenida a la familia.

BALMOG: Nada, muchísimas gracias a ti por la entrevista, sabemos que tiene su trabajo hacer un cuestionario y que además son multitud las bandas y ediciones, así que el hecho de que nos deis espacio en vuestro medio y que hayas invertido tu tiempo en nosotros, siempre es de agradecer. Independientemente de la perspectiva con la que se enfoque una entrevista o una crítica y que estemos más o menos de acuerdo o no, siempre hemos respetado el trabajo de quienes están detrás. Espero que la gente que lea esto pueda adentrarse un poco más en lo que es BALMOG para nosotros y en nuestro nuevo trabajo Eve.

Siempre nos ha interesado contar con otras visiones y con la creatividad de más personas

TMF: Vamos con las rigurosas presentaciones. ¿Quién está detrás de BALMOG? ¿Cuál ha sido vuestra trayectoria?

B: El grupo lo creamos  Morg, Virus y yo, Balc, al que se unió  J. Bastard desde este último disco. Somos de Galicia, en concreto de Soutomaior, un pueblecito del sur de la provincia de Pontevedra situado al fondo de la Ría de Vigo. La formación no ha sufrido cambios desde su fundación, seguimos los tres de siempre más esa nueva incorporación. Como ves el núcleo del grupo, por llamarlo de algún modo, ha permanecido muy estable. Los únicos cambios en cuanto a formación se produjeron en momentos puntuales, en concreto cuando Morg por motivos laborales no pudo tocar en varios directos y nos tuvieron que echar una mano Fiar de Foscor y Luis de Narbeleth, pero básicamente siempre hemos sido los mismos. Esas dos personas hicieron un esfuerzo ingente para poder echarnos una mano en su momento entregando por completo su sangre a esta bestia, algo de lo que estaremos eternamente agradecidos. Durante todos estos años ha habido un montón de gente vinculada de un modo u otro a la banda, como Rober de Varunian del que hablaremos más adelante, pero además de él hay otras personas que nos han echado siempre un cable como por ejemplo Beto en el aspecto estético o Andreas de Charon que ha colaborado en estos años con alguna letra o voz. Todas esas personas son parte de BALMOG ya. Siempre nos ha interesado contar con otras visiones y con la creatividad de más personas que de algún modo interpretan y amplían el espectro de BALMOG. Más allá de la formación, en estos años hemos editado cuatro discos, un buen puñado de demos y 7”; hemos tocado por toda la Península, en varios países europeos y en los Estados Unidos, haciendo pequeñas giras y tocando en algunos festivales.

TMF: Una cuestión, de la cual he buscado información y de la cual saqué mis propias conclusiones al no hallar una respuesta satisfactoria ¿A qué hace referencia el nombre de vuestra agrupación?

B: El significado es algo así como violencia oscura o algo por el estilo, pero el nombre de BALMOG para nosotros trasciende ya su propio sentido etimológico. De algún modo ya ha perdido el significado originario y hoy en día representa algo que nos ha dado y quitado gran cantidad de cosas. Eso la verdad es que nos gusta, es decir, al final los nombres de los grupos van adquiriendo cierto significado que se aleja en muchas ocasiones del momento en que fue gestado. Cuando pienso en WASP, Pink Floyd, Joey Division o en Emperor no me viene a la cabeza el significado “real” de esos nombres, sino ciertas sensaciones, no sé si me explico bien. Bueno, pues creo que con BALMOG sucede algo similar, o por lo menos a nosotros nos sucede eso. El nombre de Balmog evoca a un montón de experiencias y sensaciones. Son muchos años ya juntos y con este grupo hemos logrado hacer cosas que nunca pensamos cuando comenzamos a ensayar en un pequeño local de Soutomaior, así que BALMOG trasciende ya para sus miembros su significado primigenio y nos hace pensar en algo que ha consumido gran parte de nuestras vidas los últimos años.

Las letras de BALMOG se centran en la idea de la existencia de una entidad opuesta a la divinidad

TMF: ¿En qué os basáis a la hora de escribir vuestras letras y que queréis transmitir con ellas?

B: Las letras de BALMOG se centran en la idea de la existencia de una entidad opuesta a la divinidad y en como el ser humano puede empaparse de ese ente. Con nuestras letras pretendemos profundizar en esa tesis indagando en diferentes tradiciones teológicas, filosóficas o simplemente en base a experiencias personales. Con Eve además pretendíamos ahondar en cierto sentimiento de orfandad y vacío vinculado a la propia existencia humana. Teníamos claro que con Eve debíamos crear cierta sensación de incertidumbre y miedo, algo que queríamos plasmar en la música y letras. Otra cosa que hemos hecho con este disco es tratar de acercar toda esa visión que llevamos años plasmando en nuestros discos a un plano mucho más cercano tanto en lo cultural como en lo geográfico, de ahí que hayan continuas referencias a elementos muy próximos a nosotros, como la lengua o determinada imágenes que se pueden encontrar en nuestras letras e incluso en los diseños del interior del disco. Creo sinceramente que para poder profundizar adecuadamente en nuestro trabajo es necesario tener delante esas letras, analizar esas imágenes y detalles del disco. En concreto las sensaciones que queríamos transmitir con Eve eran de incertidumbre, frialdad y opresión.

TMF: ¿Cuáles fueron vuestros referentes a la hora de crear BALMOG? y ¿Os sentís influenciados por alguna banda en concreto?

B: No creo que hubiese ninguna banda concreta que podamos poner como referente exclusivo, se podría decir que el black metal de comienzos de los noventa fue la base de todo y poco a poco hemos ido incorporando otra serie de influencias incluso alejadas del propio metal extremo. Para este cuarto disco nuestra intención era no poner límites en lo musical, tan solo intentar crear cierto equilibrio entre lo que ha sido la banda hasta ahora y lo que queremos que sea. Ya en anteriores discos había muchos elementos alejados del black/death metal, pero eran pinceladas que ahora queríamos poner en un primer plano, no tamizarlo y diluirlo tanto. Es obvio que en Eve hay influencias de estilos alejados del metal extremo e incluso del metal en general, pero era algo que nos apetecía hacer. Igualmente cualquiera podrá reconocer que existe una base bien asentada en el black/death metal, pero añadiendo esas capas e ingredientes que hacen que todo tenga una mayor personalidad. Estamos en un punto con la banda en la que nos lo suda todo, simplemente queremos hacer la música que nos apetece sin injerencias de ningún tipo. Nos importa una mierda lo que pueda pensar la gente, creemos que la creatividad debe ser intocable para un grupo, esa es la base sobre la que se pueden construir hoy en día propuestas interesantes y sin duda, es la manera de dar rienda suelta a lo que podemos sentir nosotros como miembros de BALMOG. En este sentido nos sentimos profundamente orgullosos de nuestro disco, es sin duda el trabajo más auténtico, puro y verdadero que hemos hecho hasta la fecha.

Nosotros pensamos y construimos siempre un álbum pensando en formato vinilo

TMF: Eve es vuestro cuarto trabajo de larga duración ¿Cómo ha sido la composición y producción de este gran trabajo?

B: No ha sido muy diferente al de otros discos. Siempre solemos comenzar con la composición de un trabajo nuevo en cuanto acabamos de grabar el último, y con este trabajo sucedió lo mismo. En cuanto salimos del estudio con Vacvvm en nuestras manos, comenzamos con Eve. De algún modo el hecho de haber acabado de grabar nos permite tener una visión más general y un punto de partida del que comenzar. Como te decía antes, con EVE el único límite que nos pusimos fue encontrar un punto de equilibrio entre lo que habíamos hecho hasta ahora y todas esos nuevos elementos que daban vueltas en nuestra cabeza. Eve es un trabajo en este sentido sin barreras ni autocensura, es pura creatividad, es sangre emanando directamente desde un corazón abierto.

Sobre la composición en sí misma, como siempre la hemos cuidado al máximo. Somos muy escrupulosos en cómo debe de funcionar un disco, para nosotros es siempre un reto el hecho de poner todos los elementos en común, hacer que sean coherentes y consigamos cierta suerte de “disco total”, en el sentido de que debe de ser un conjunto homogéneo, estructurado desde el punto narrativo, visual y conceptual. El orden de los temas, la dinámicas que se crean entre ellos, como deben de sucederse o fluir…todo ello debe de tener un sentido para nosotros. BALMOG no componemos temas sueltos que después juntamos, sino que tratamos de ir creando un conjunto bajo una perspectiva general. Te cuento un pequeño detalle del que parece que hay poca gente que se haya percatado. Es habitual que en alguna crítica que han hecho de este disco o de alguno anterior se señale que lo que ellos llaman “interludios” en medio de los temas, cortan un poco el “rollo” del disco…bueno, realmente no son interludios, son temas que cierran la cara A del disco. Nosotros pensamos y construimos siempre un álbum pensando en formato vinilo, es decir, en la idea de que el disco está dividido en dos partes, de ahí que existan esos momentos de cierre, pero no de “interludios”. Esos detalles para nosotros son muy importantes, al igual que la estética del disco, las imágenes con las que acompañamos el arte interior, etc. Para este disco como te decía hemos incluido un montón de referencias a nuestro ámbito más cercano, algo que se puede observar en lo collages del interior del libreto en donde se pueden ver imágenes vinculadas con nuestra cultura y que ayudan a enmarcar y otorgar una perspectiva ampliada de las letras y el concepto del disco. Nada está hecho al azar con BALMOG. En cuanto a cómo abordamos la producción también hay bastantes curiosidades que comentar. La visión que teníamos era de conseguir un disco muy orgánico y natural, pero otorgarle cierta capa de suciedad, una especie de velo opaco que parece que absorbe el sonido del disco. Esta perspectiva es muy arriesgada ya que no es la típica producción estándar que alguien puede escuchar hoy en día en cualquier disco de metal. El disco suena denso, oscuro e incluso me atrevería a decir que en un primer momento hasta que la oreja no se acostumbra, algo diferente, pero es totalmente intencionado. De hecho las canciones de Eve no están pensadas para una lista de reproducción aleatoria, sino para ser escuchadas en su conjunto, algo que de nuevo puede ser arriesgado teniendo en cuanta los cánones actuales de la mayoría de los oyentes, acostumbrados a digestiones rápidas y muy superficiales de discos. De hecho, y de nuevo redundo en esa idea de que nada es por casualidad, Horror in Circuitu la intro que abra el disco, está en parte pensada como una especie de “entrante” que permite al que escucha el disco familiarizarse  con la producción del disco y adaptar la oreja un poco a lo que está por venir. No sé si te sucede a ti, pero cuando yo pienso en The Crimson Idol pienso en esa producción tan especial que tiene el disco y en concreto la batería, sobre todo los timbales; cuando pienso en Somewhere in Time, me viene a la cabeza cierta producción un tanto curiosa, básicamente pienso en chorus en las guitarras, si pienso en el Nightfall de Candlemass, me viene a la cabeza cierta distorsión y sonido de la batería…son producciones arriesgadas, eso está claro, pero dotan de personalidad al disco, y eso desde mi punto de vista, es sensacional. Desde la humildad que podemos tener, esto era lo que pretendíamos…¡Perdona la divagación!

TMF: Analicemos un poco el tema Desacougo (Desasosiego), con el que nos habéis abierto el apetito para devorar Eve basado en el Livro do Desassossego del poeta portugués Fernando Pessoa ¿podríamos decir que Desacougo se acerca a las divagaciones filosóficas a cerca de la vida y como las percibe el personaje Bernardo Soares?

B: Fernando Soares es el heterónimo de Pessoa, no es exactamente Pessoa pero al mismo tiempo lo es, es una especie de Doppelganger. La obra de Pessoa juega constantemente con esa figura. Aquí en Galiza tenemos la fortuna de poder leer en portugués y además he tenido la suerte de que mis padres son grandes lectores, así que pude acceder a su obra cuando era adolescente y además en la lengua original ya que esos libros estaban en portugués. Siempre me ha interesado el mundo lusófono por su cercanía cultural y creo que Pessoa me ha ayudado a entender cierta manera de ser o más bien, de estar en el mundo de los portugueses. Con Desacougo no hay realmente una base lírica asentada en la filosofía do desassossego, sino simplemente en tratar de algún modo esa sensación que me ha trasmitido siempre la obra del portugués, no solo con esa obra, sino con muchas otras. Esa sensación de incertidumbre y de orfandad vital es lo que inspiró Desacougo. Intentamos llevar ese sentimiento hacia cómo el ser humano afronta el horror que es capaz de crear, entendido además como una rebeldía frente a la propia divinidad y como una extensión de una entidad opuesta a la misma. Esa es la base de Desacougo y de Eve. La aceptación de esa cara de la humanidad casaba con el sentimiento de inseguridad del que habla Pessoa, nos parecía que se ajustaba con lo que queríamos transmitir con el disco por eso intentamos empaparnos de ese sentimiento.

 J. Bastard es a día de hoy un referente a nivel estatal y se está convirtiendo rápidamente en un referente incluso a nivel europeo

TMF: La incorporación de Javier Felez ‘Bastard’ ¿A influenciado en lo que vuestros seguidores más fieles llaman la segunda etapa de BALMOG, un BALMOG que se acerca más a lo que sería un black metal con toques progresivos?

B: ¿Seguidores fieles? No sé, si alguien pretende ser un seguidor de algo como BALMOG, va por el mal camino. En todo caso, no, J. Bastard no es el elemento que ha dado origen a Eve, él es un trozo de carne más devorada por BALMOG. La línea que debíamos seguir estaba marcada y Javier es una parte más de la banda que aceptó ese camino. Está claro que cuando hablamos en su día de cuál debía ser el planteamiento de Eve, él participó también en su desarrollo musical, pero más en lo que se refiere a la idea que en lo que es composición en sí misma, igualmente como miembro de BALMOG él aportó también cosas. Lo que sí es cierto es que Javier fue fundamental en el aspecto técnico del disco, es decir, en cómo debíamos de plasmar Eve a nivel de producción. Javier es a día de hoy un referente a nivel estatal y se está convirtiendo rápidamente en un referente incluso a nivel europeo, por lo que no tuvimos ninguna duda acerca de que él llevase la batuta en todo ese ámbito. Sobre lo que comentas de progresivo, supongo que puede ser una manera de entenderlo. Hace poco en otra entrevista comentaba sobre esto mismo y jugando un poco con la palabras, que más que progresivo lo entendía como regresivo, en el sentido de que ahora estamos incluyendo cosas de estilos que escuchábamos cuando eran muchísimo más jóvenes, antes de comenzar e escuchar metal extremo. Pero bueno, entiendo perfectamente lo que quieres decir con ese término. Ahora dejamos en un primer plano todas esas cosas que pueden recordar al rock psicodélico/progresivo o incluso al post-punk, es algo premeditado y calculado, pero siempre decimos que todo este cambio ha sido gradual, es decir, si uno sigue nuestra trayectoria disco tras disco, entenderá perfectamente toda esa mutación. Misma serpiente con diferente piel.

TMF: ¿Cómo ha sido trabajar con Varunian? ¿Tenéis planes de futuros trabajos con ellos?

B: Varunian es parte de BALMOG, en todos nuestros discos hemos incluido pasajes creados por Rober, la mente detrás de ese proyecto. En Eve incluimos Agnus Dei, un tema que fue algo singular ya que la idea fue intentar crear cierta continuidad con Slander, el anterior tema, así que eso implicó un esfuerzo extra por parte de su creador. Pienso que es la primera vez que lo contamos, pero en los créditos de Eve se nos fue la pinza y no está bien acreditada la autoría de Agnus Dei por parte de Varunian. Es una mierda, pero en todos los discos siempre metemos la pata con alguna cosa a pesar de que como te decía intentamos llevar todo super cuidado, pero especialmente con los libretos siempre metemos alguna cagada aunque lo revisemos mil veces y hayan cinco personas revisándolo… es increíble, pero ya lo tomamos un poco en coña, (risas). En todo caso y por centrar de nuevo lo que preguntas, nuestra idea es seguir haciendo cosas con Varunian ya que es parte de BALMOG, de hecho en nuestro 7” Desacougo las canciones también están conducidas por atmosferas que son obra suya. Tenemos ya desde hace bastante tiempo la idea de intentar hacer algo especial y diferente, no solo este tipo de “colaboración” incrustada entre canciones, sino algo más complejo e intentar conseguir algo más homogéneo, es un proyecto que teníamos en mente hace años pero quedó algo en suspenso, pero pretendemos rescatarlo en algún momento. Rober también colaboró en este disco con una parte de guitarra acústica al final de Carrion Heart, esto sí lo acreditamos bien, (risas). Al margen de la amistad que nos une con él, Rober es una de las personas con más talento de la escena, así que para nosotros es un honor poder hacer cosas con él en el futuro. Es una costilla más de BALMOG.

Esta música fue creada para vivir en la marginalidad, para mantenerse en la cuneta.

TMF: A parte de en Band Camp ¿Podemos adquirir vuestros trabajos en otros sitios?

B: Pues pueden escribirnos directamente por correo electrónico (balmogrevelation@gmail.com) o buscar el material en algunas distribuidoras de por aquí, como Blackseed Productions. Ellos además son los únicos que tienen copias de la edición especial e vinilo, que contiene un cd con una demo que hicimos a modo de producción en julio de 2020, antes de entrar en el estudio. Contiene varios de los temas en una versión más primigenia y con un sonido muchísimo más crudo ya que lo grabamos en nuestro propio local de ensayo, pero puede ser bastante interesante para ver algunos cambios que sufrieron esas canciones antes de entrar en estudio.

TMF: En nuestro país ¿Cómo veis la salud del black metal? ¿Es posible que algún día tenga más repercusión de la que tiene hoy día?

B: Pues la verdad es que nos da exactamente la salud que pueda tener. Esta música fue creada para vivir en la marginalidad, para mantenerse en la cuneta. No acabo de entender que haya bandas de black metal con ciertas pretensiones. Black metal y salud son palabras que no deberían de ir nunca juntas en la misma frase.

Ahora mismo tenemos ya algo de material compuesto así que seguro que en algún tiempo, aún por determinar, tendremos algo nuevo que ofrecer.

TMF: ¿Algún evento a la vista? y si los hay ¿En nuestro país y o fuera?

B: Hasta ahora lo único que hay cerrado es el Skulls of Metal, un concierto en Zaragoza y algunos festivales ya para 2022 que no podemos aún desvelar. Hay idea de poder montar algo fuera pero no nos vamos a molestar lo más mínimo por el momento, estamos hasta los cojones de mover fechas e invertir tiempo en organizar cosas que finalmente no pueden salir adelante. Siendo sincero, hemos asumido que no se puede tocar en directo a día de hoy, por lo menos con la condiciones que consideramos como adecuadas, así que preferimos esperar a que la situación se normalice algo más. Lo que sí tenemos claro es que estaremos preparados para poder tocar en cuanto se pueda y estamos totalmente abiertos a hacerlo, pero la verdad es que por lo pronto, a corto plazo, está claro que no se puede hacer. Siempre hemos dicho que la verdadera cara de BALMOG son los directos así que tendremos que esperar un poco para poder volver a ensañar los colmillos.

TMF: Para terminar ¿Qué mensaje dejaríais para nuestros lectores? y ¿Tendremos más obras maestras como Eve?

B: Muchísimas gracias por la entrevista, espero que hayamos ayudado a que la gente se haya adentrado en la entrañas de nuestro disco como alfileres sobre la piel. Ahora mismo tenemos ya algo de material compuesto así que seguro que en algún tiempo, aún por determinar, tendremos algo nuevo que ofrecer. Abrid la carne de vuestros brazos y dejad que el calor de la sangre os abrace.

TMF: Muchas gracias por regalarnos algo de vuestro valioso tiempo.

Como dice Fernando Pessoa en El Libro del Desasosiego:

No hay sosiego, ¡ay de mí!
y ni siquiera el deseo de que lo haya

Así nos quedamos cuando terminamos de escuchar Eve, desasosegados y nerviosos a la espera del siguiente trabajo de estos Lores del black metal.

Reiterándonos en los agradecimientos, os esperamos con ansiedad nuevamente de visita por nuestra familia y solo dos preguntas más, dirigidas a nuestros lectores:

¿Habéis escuchado ya Eve? En caso de una respuesta negativa ¿A qué estáis esperando para hacerlo?

No events for now, please check again later.
Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: