Review: ACCEPT – Too Mean To Die (2020)

ACCEPT es de esos grupos que escuché en mi adolescencia/juventud, y en un momento dado le pierdes la pista. Recuerdo temas como Balls to the Walls, Fasts as a Shark, Princess of the Dawn, etc. Que quieras o no pasan a formar parte de ti y de tu ADN. Simplemente escuchándolo te transporta a otros tiempos donde éramos jóvenes, salvajes y libres. Que estos señores en 2021 sigan sacando discos, quieras o no se convierte en una reunión de antiguos amigos de juerga.

Centrándonos un poco este sería su disco de estudio número 16, bajo el título de Too Mean to Die y publicado con el sello Nuclear Blast . Vamos a encontrar todos los elementos de un álbum de heavy metal clásico, guitarras afiladas, solos rápidos, baterías machaconas, y voces chillonas, aunque puedo decir que dentro del estilo hay variedad con temas más rockeros, otros más clásicos, y algunos donde han dando un poco más de caña y han experimentado con otros estilos.

En general la producción suena muy bien, contodo en su sitio, y con el sonido old school 80 que te puedes esperar modernizado al año 2000. En total son 11 temas con una duración de unos 70 minutos, y el disco se hace bastante ameno y disfrutable.

Componentes:
Wolf Hoffmann – Guitarra
Mark Tornillo – Voz
Christopher Williams – Batería
Uwe Lulis – Guitarra
Martin Motnik – Bajo
Philip Shouse – Guitarra

Zombie Apocalypse fue su primer single, y como ellos mismos explicaron hablan no del coronoravirus, sino de la pandemia que nos hace estar enganchados a nuestros dispositivos digitales día y noche, y nos transforma en zombies. Bueno, empieza con una entrada bastante oscura, que pronto va cogiendo ritmo de metal clásico. Un tema que funciona muy bien y con un estribillo que se te queda en la cabeza.

Too Mean to Die es poco menos que una declaración de intenciones. ACCEPT es demasiado importante para irse. Este es el tema que titula al nuevo álbum. Un corte muy clásico de heavy metal old school con todos los ingredientes que debe tener un clásico: guitarras afiladas, solos rápidos, y batería machacona con la voz chillona del vocalista como guinda de este pastel.

Overnight Sensation es un tema en una onda más rockera, con sus letras gamberras, su toquecillo canalla y un poco más calmado que el resto del disco.

Y ahora nos ponemos un poquillo más serios con No One Slave. Un tempo medio disfrutable donde correctamente demuestran que no son esclavos de nadie, ni amos de ninguno, me ha encantado ese lema. Hay una parte muy reseñable de duelo de guitarras en la parte de los solos.

Es el momento triste con The Undertaker. Empezamos con unos limpios, y una guitarra con distorsión, y nos pasamos a un bajo y una voz casi recitando. Un puente muy interesante con coros grupales, el estribillo y volvemos a la parte limpia. Un corte muy interesante con un estribillo memorable y una gran letra.

Sucks to Be You ya el título me hace partirme de risa. Aquí vamos a despotricar a ritmo de metal, un tema necesario y obligado en este tipo de álbum. Volvemos a los ritmos gamberros, y metaleros de los 80 e insultamos con mucha clase y elegancia.

Symphony of Pain empieza con un corte neoclásico al estilo Yngwie que me encanta, y se transforma en un tema de corte metalero clásico. Un solaco impresionante, con un corte en el que incluye un fragmento de la quinta sinfonía de Beethoven, y acabamos con el primer fraseo que me mola mucho. Vamos, un tema de lo más completo.

No podía faltar una balada emotiva y positiva (no de COVID) que en estos tiempos que nos ha tocado vivir es imprescindible. Con The Best is Yet to Come ACCEPT demuestra en una balada cañera, que pueden hacer temazos de balada rock muy sólidos, e interesantes.

How Do We Sleep tiene un ritmo ternario con un toque medieval que le sienta muy bien a modo de introducción, y que no te esperas. Un medio tiempo pesado disfrutable, con unos coros que me recuerdan a grupos más épicos.

Para despedirnos, acabamos con una canción instrumental con toques exóticos que cuenta la historia de Samson and Delilah.

Está claro que ACCEPT se resigna a morir, y este Too Mean To Die es un testimonio fehaciente de que todavía pueden dar mucha guerra, dar caña de y realizar un álbum de gran calidad muy disfrutable, y por supuesto que no viven de las rentas, que se han ganado su puesto en el podio de los dioses del metal. Como decía al principio, es para mí como una reunión de antiguos colegas de juerga. Solo puedo decir: “amigos me alegro de volver a veros”.

No events for now, please check again later.
Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: