Review: EPICA – “Ωmega” (Nuclear Blast Records, 2021)

Las increíbles orquestaciones que acompañan a su música y las intros agresivas, que para un amante y practicante del metal sinfónico, supone llenar su alma de matices y sentimientos que se quedan adheridos al disco y hace que Ωmega se disfrute aun mas.

EPICA se ha convertido en un peso pesado en la escena mundial del metal sinfónico. Después del lanzamiento de The Holographic Principle en 2016, la banda ha tenido su mayor gira en años, ha lanzado dos EPs, se tomó un breve descanso para escribir y publicar su primer libro; en resumen, la banda ha tenido unos años muy intensos. Si alguna vez te has preguntado si no hay quien pare a EPICA, ¡estás en lo cierto! Prueba de ello es Ωmega, el octavo trabajo de estudio del grupo, que saldrá la venta el 26 de febrero de 2021 a través de Nuclear Blast Records.

Cuando pienso en EPICA, lo primero que me viene a la mente son las increíbles orquestaciones que acompañan a su música y las intros agresivas, que para un amante y practicante del metal sinfónico, supone llenar su alma de matices y sentimientos que se quedan adheridos al disco y hace que disfrutes aun mas. Ωmega no es una excepción , ya que comienza con Alpha – Anteludium. Con un crescendo, fluyendo suavemente con fuerza hacia la pista principal, Abyss of Time – Countdown to Singularity. Cuando este tema fue lanzado como primer single, captó mi atención con el primer compas, ya que, en mi opinión, este es probablemente uno de los mejores temas que EPICA ha lanzado en estos últimos años. Y efectivamente, mi intuición no me defraudaba, esta pista es un recuerdo instantáneo de las grandes composiciones de EPICA y sin embargo tiene un montón de cosas refrescantes que ofrecer, el devenir del tema es sorprendentemente progresivo, sin embargo todavía hay mucho más que ofrecer en este álbum.

The Skeleton Key, por ejemplo, no es una de las canciones mas destacadas del álbum, sin embargo, está lleno de estrofas místicas que crean tensión, un enfoque minimalista para ser EPICA, dentro de su pomposidad habitual, y ese sonido mágico de un coro de niños que la banda ha incorporado magistralmente en Ωmega.

Hace tiempo que EPICA no se alejaba de las influencias orientales en sus canciones, y hay un puñado de canciones en las que este dominio vuelve a cobrar vida. Seal of Solomon es uno de esos ejemplos y aún mejor es Code of Life, que es probablemente uno de mis temas favoritos del disco. La canción cuenta con Zaher Zorgati (MYRATH) haciendo unas voces árabes atmosféricas exquisitas, que se mezclan muy bien con el canto operístico de Simone Simons. Son detalles muy sutiles y  que se puede pasar por alto fácilmente, pero están ahí y le da a la canción una fuerza extra.

Gaia, por su parte, puede ser quizás uno de los temas más cortos de este álbum, pero no se queda corto en sonido, ya que es probablemente una de las canciones más extravagantes que se pueden encontrar en Omega. Para mi junto con Code of Life son los temas representativos de este disco.

Freedom – The Wolves Within fue el segundo single y quizás contenga el lado más pop y pegadizo de EPICA. Sin embargo, Kingdom of Heaven Pt.3 – The Antediluvian Universe es lo que se esperaba de un grupo como EPICA. La historia que cuentan las canciones pertenecientes a Kingdom of Heaven siempre han sido de mis favoritas y la pieza central de este álbum dedica casi 14 minutos a esa historia. El desarrollo es increíblemente bello, casi apolíneo diría yo. Podría servir fácilmente como banda sonora de una película de aventuras. Este tema es hermoso de principio a fin y, aunque su longitud podría hacernos creer que es el tema más difícil del álbum, craso error, es muy fácil de escuchar y muestra la madurez de la banda en la composición de canciones a lo largo de los años. Un ejemplo es el increíble solo de piano de Coen Janssen en la cúspide del tema.

La intensidad se rompe con la frágil Rivers que muestra el lado más sensible de Simone Simons, con esta hermosa power ballad, EPICA se aleja de los peligros de las baladas, convirtiéndola en un increíble viaje atmosférico y minimalista que sorprende y sumerge al oyente en un inolvidable universo.

Supongo que era lógico que un álbum llamado Ωmega terminara con su tema principal, Ωmega – Sovereign of the Sun Spheres, y con él, EPICA termina su álbum combinando todos los estilos y poniendo todos sus esfuerzos en un impresionante tema de 7 minutos que incorpora todos los elementos principales de EPICA, un frenesí orquestal con potentes voces, guitarras progresivas, y tanta capa que exige una repetición al instante.

Cuando un álbum está tan cerca de la perfección como lo está Ωmega, puede resultar un poco complicado escribir una conclusión adecuada. La sobreabundancia de adjetivos como increíble, mágico, inverosímil, precioso, etc. se queda corto en palabras, pero duradero en sentimientos. También quiero destacar la calidad en conjunto de todo, tanto la banda, como las composiciones, así tanto como la producción. que alcanza un nivel de delicadeza inaudito. Y es que lo que Joost Van den Broek ha conseguido para este disco es extraordinario, no solo las canciones suenan inmensas, sino que también tienen alma, que las hace sentir más naturales. Puede parecer un cliché para terminar esta reseña, sin embargo, con Ωmega, EPICA ha reinventado el significado de la palabra épica.

Tracklist

1 – Alpha – Anteludium

2 – Abyss of Time – Countdown to Singularity

3 – The Skeleton Key

4 – Seal of Solomon

5 – Gaia

6 – Code of Life

7 – Freedom – The Wolves Within

8 – Kingdom of Heaven Pt.3 – The Antediluvian Universe

9 – Rivers

10 – Synergize – Manic Manifest

11 – Twilight Reverie – The Hypnagogic State

12 – Ωmega – Sovereign of the Sun Spheres

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: