Review: “In Stasis” – MONUMENTS

Desde Reino Unido nos llega In Stasis, lo último de MONUMENTS. Pero antes de hablar sobre el disco, hablemos de la banda.

MONUMENTS fue fundada por John Browne, exguitarrista de FELLSILENT,  y  Josh Travis, exguitarrista de THE TONY DANZA TAPDANCE EXTRAVAGANZZA, en 2007. Después se unirían en 2010 Neema Askari y Greg Pope a las voces, Olly Steele como nuevo guitarrista (Travis abandonaría la banda ese mismo año), Adam Swan al bajo y Mike Malyan a la batería. Tras ciertos tropiezos a la hora consolidar la formación, algo que les pasaría continuamente a lo largo de su historia, acabaron con Matt Rose como vocalista el mismo año que firmaron con Century Media Records, en 2012,  y en el que publicarían su primer álbum de estudio: Gnosis.  Al año siguiente Rose abandonaría la banda, siendo Chris Barretto el nuevo cantante (y saxofonista) de MONUMENTS. En 2014 grabarían The Amanuesis, tras el cual, Malyan abandonaría la banda en 2015 (al parecer por lesiones), dando pie a Anup Sastry (exbatería de INTERVALS), que a su vez pasaría el testigo a Daniel Lang en 2016, volviendo Sastry para grabar el tercer álbum en 2018, Phronesis, para luego volver a dejar la banda y ser Malyan, de nuevo, el batería desde 2020 (lo sé, no hay quien se aclare). También habría contratiempos en otras líneas instrumentales: en 2019, Barretto dejaba la banda para ser sustituido por Andy Cizek, actual vocalista, y el guitarrista Steele acabaría dejándola en 2021.

MONUMENTS:

Andy Cizek – Voz

John Browne – Guitarra

Adam Swan – Bajo

Mike Malyan – Batería

Desde que MONUMENTS asentó su actual formación han publicado varios singles, a modo de adelanto de su último trabajo, como Lavos (tema en el que colaboraron con Mick Gordon, compositor de la música del videojuego DOOM), Cardinal Red y False Providance.

In Stasis es una continuación de Phronesis, una progresión en técnica compositiva en cuanto a cohesión temática. Pero aún así, como ellos mencionan, es un disco que honra trazos de su pasado, como traer a Neema Askari (cantante principal de, podríamos decir, su etapa pre-Gnosis) para cantar en el primer tema, No One Will Teach You. Según comenta la banda, han unido sus características elementales de los viejos monumentos con los nuevos trazos compositivos que aportan elementos como las partes vocales que creaba Cizek, siendo el primer disco de estudio de la banda en el que participa, o las aportaciones (más allá de lo compositivo) de Mick Gordon. Su estilo podría resumirse en en metal progresivo, otros apuntan a metalcore progresivo, siendo el fruto de una buena orgía entre BULLET FOR MY VALENTINE, BRING ME THE HORIZON, CALIGULA’S HORSE e INTERVALS.

El fruto de este buen polvo es un grupo con la calidad instrumental propia del metal progresivo unida a la dualidad brutal de las voces del metalcore. Ambas caras le dan a la moneda una variedad en tema de contrastes que no te dejan indiferente y están continuamente llamando tu atención. Es cierto que la dinámica general del álbum es fuerte, pero temas como Arch Essence (donde colabora Spencer Sotelo), The Cimmerian o Makeshift Harmony tienen más variedad en ese aspecto.

Tenemos que destacar que la cuarta entrega de la banda tiene una cohesión brutal. El apartado sonoro está muy bien equilibrado, todos los instrumentos se escuchan nítidamente, la voz (con sus cambios de técnica vocal instantáneos) y los coros (usando voces rotas y limpias) crean una masa sonora abrumadora. Ambas partes se compaginan perfectamente para crear una estructura clara, no por ello aburrida. De los tres adelantos no hablaremos, ya habéis podido escucharlos y sacar vuestras propias conclusiones, pero os comentaré que el resto del disco no decae.

Quizá mis pegas con el álbum tengan relación justamente con esto. Ya hemos mencionado que es un disco brutal, pero lo peor de ser una bestia es que esta no pierde energía. Hay quien piensa que la euforia siempre tiene que ir in crecendo, pero yo soy de las personas que ama que en un disco le haga un tema saltar, otro llorar, otro pensar, etc. Sin embargo, In Stasis siempre está en la cima. Esto no es malo, es una apreciación personal. Aun así, mi impresión general es muy positiva, quizá la primera escucha fue escéptica, pero es que Opiate es un temazo de locos, The Cimmerian es un 15 sobre 10, brutal, y encima tiene los contrastes que personalmente necesitaba en el resto del disco (lo malo es que es el último tema, de ahí mi observación general previa)

No hay mucho más que decir, lo que hay que hacer es escuchar. Así que si quieres un orgasmo como dios manda, el 15 de abril sale In Stasis.

Tracklist

1. No One Will Teach You

2. Lavos

3. Cardinal Red

4. Opiate

5. Collapse

6. Arch Essence

7. Somnus

8. False Providence

9. Makeshift Harmony

10. The Cimmerian

No events for now, please check again later.
Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: