Review: INJECTOR y el videojuego “Hunt of the Rawhead”

Actualmente, existen multitudes de formas de entretenimiento. Leer, escribir, fotografiar, cocinar… Y los videojuegos, ¡por supuesto! Desde dos raquetas pasándose una pelota pixelada a la realidad virtual que te absorbe sin darte cuenta. ¡Hay un juego que es pura dinamita! Bajo el nombre de Doom, sólo tienes que matar monstruos, punto y final. Sin embargo, parece que no soy el único que le gusta, pues tiene pinta de haber inspirado a una banda thrasher que dan mucho, mucho, mucho thrash en directo. Los conocí en el recién renovado Metal Lorca y después, en el Metalmería Fest del año siguiente. Desde ahí, se convirtieron en una referencia dentro del thrash nacional. No, no son ni los Angelus Apatrida ni los Crisix. En Cartagena, un cuarteto llamado INJECTOR se abrió paso en la escena española con dos fabulosos álbumes, Black Genesis y Stone Prevails, trabajos con miles de horas detrás. Ahora, en plena ola navideña de Covid19, nos regalan el tercer juego musical bajo el título de Hunt of the Rawhead. Os diré porqué se trata de un disco para escucharlo a tope y, si puede ser también, reventando monstruos en el nuevo Doom Eternal.

INJECTOR no se caracteriza por ser una banda de velocidades, locura y ritmos fuera de lugar. Ellos tienen algo más importante y que lo demuestran en cada tema, solo, verso o melodía. ¡Sentimientos, sentimientos! Es lo que se denota cuando escuchamos March to Kill, el primer single de la banda y el que abre el último disco. ¡No imagino a Dani cantar con su guitarra fosforita que tanto me gustó verla en Almería! ¡Y qué decir de lo bien que suena la batería de Anibal! Es bombo y caja pura, como la misma que nos recuerda a los años mozos de ANNIHILATOR. Evidentemente, el thrash nacional sureño no es como el norteño o el central, todos tienen algo que los caracteriza. Con un sabor de boca fantástico, explota Unborn Legions. Llega la velocidad extrema propia de ambos Danis, quienes intercambian masterizaciones en dar riffs especiales con cierta melodía pegadiza. Si algo convence mucho de este tema, es la harmonización de las zonas solistas y la combinación con los breaks instrumentales. Decir que los solos escuchados hasta ahora, demuestran la madurez continua de la banda y la búsqueda de la perfección musical.

¡No nos olvidamos de Mafy! Y él tampoco de sus fans, puesto que Into the Black es su castillo impenetrable de cuatro cuerdas. Él sabe que su bajo da la base del cuarteto y no falla en la ejecución de su labor. Siempre he dicho que el bajo de Mafy es comparable a trabajos como Terrible Certainty o Souls of Black y cuando se une a tempos medios-bajos, es capaz de reventar cualquier amplificador. Si a esto le sumamos una ligera distorsión en el estribillo junto a los solos, la belleza thrasher queda más que descrita y grabada a denominación de origen cartaginense. Algunos malhablados calificarían este tema de influencia metalcore, ¡para nada! Dreadnought Race desea sumergirnos en una frenética carrera por la supervivencia. ¿Te imaginas ir por Marte aniquilando monstruos y portando armas futuristas? ¡Pues aquí tienes tu tema para la matanza! Si no nos vemos en el futuro, que sea en el Doom y como banda sonora, ¡el cuarteto murciano! ¡SERÍA UNA EXPRIENCIA INCREÍBLE! No sería una nana ni sonaría como inductora de sueño. Al revés, Rhythm of War se ha creado para dar el mejor aspecto musical a todas aquellas guerras que no tienen suficiente con saldarse millones de vidas. ¿Echáis de menos la velocidad, los power chords continuos, la batería dale que te pego? INJECTOR no son así, ellos saben cuándo y dónde expresar sus ases para que el público se sienta como en su casa. Por pensamientos así, Arcane Soul sigue en la lista. Vuelvo a repetir una cosa para todos vosotros. ¿No os suena brillante y nítida la batería de Anibal? Ambos guitarristas dan lo mejor, pero a mí me hipnotiza la percusión, sea en la caja, bombos o toms. Si incluimos el solo harmonizado en base acústica, concluyo que este tema se merece una mención especial, independientemente del instrumento.

El cuarteto tiene mucho que decir todavía, así que Feed the Monster no se queda atrás. La banda lleva haciendo thrash casi una década, de modo que pedirles un tema rápido, crudo y directo es pan comido. Súbelos al escenario, interpretando este tema y el moshpit se crea de inmediato, incluso en streaming. Hay temas que se componen pensando en el público e INJECTOR lo tiene bien claro. Para irnos un poco más futuristas, Interstellar Minds otorga una visión algo más progresiva, al estilo VEKTOR o VOIVOD. No obstante, ¡es una trampa instrumental! Los Danis quieren enseñarnos que su creatividad no tiene límites, sea en distorsión o en acústico, solos o en combinación. Se hacen especiales y se les quiere, hagan lo que hagan. Por último, en un álbum que se nos hace muy, pero que muy corto, la despedida llega como el juego se inició. Velocidad, quintas, conjunciones y figuras cortas, Dani cantando como sólo el sabe… Boundbreaker, más que evocar thrash de la antigua escuela con tintes modernos, las lágrimas caen al suelo y lo agrietan. ¿De verdad el disco acaba con esta puta perfección? Si Hunt of the Rawhead termina mediante un final tan abierto y con ganas de más, el siguiente disco sólo nos depara una continuación que promete ser más bestial y poderosa.

En España, el thrash metal es escaso, ¡había que decirlo! ¡Espera, no corras! Escaso, sí, pero potente, ¡muy potente! Desde Murcia, INJECTOR son un viento que sopla con más fuerza a cada año y en este fatídico 2020, su último álbum es una sonrisa para todos aquellos thrashers que esperamos ver un 2021 lleno de metal, moshpits y conciertos en vivo. Desde The Metal Family, vuestro redactor y crítico Wesker le adjudica una esplendorosa nota de 9,2. España no es la tierra del thrash metal, pero sabe de sobra engendrar bandas y álbumes que pasan a la eternidad de los tiempos.

TrackList

1 – March to Kill

2 – Unborn Legions

3 – Into the Black

4 – Dreadnought Race

5 – Rhythm of War

6 – Arcane Soul

7 – Feed the Monster

8 – Interstellar Minds

9 – Boundbreaker

No events for now, please check again later.
Compartir:

Deja un comentario

COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: