Crónica: El Palacio Metal Fest sigue dando guerra

El bucle está cerrado, y podemos afirmar que el último festival que se celebró en 2020 antes del confinamiento se ha convertido, para gran parte del público, en el primer festival con relativa normalidad desde aquel fatídico mes de marzo.

El Palacio Metal Fest se ha convertido con los años en una referencia entre los mal llamados festivales pequeños, y años tras años nos trae carteles ambiciosos con clara vista internacional y bandas que en muchos casos nunca han pisado España y menos Andalucía.

Los gaditanos tenían una misión, ataviados como fuerzas especiales, tenían que despertar del letargo el público congregado en el Parque de las Marismas. Con una mezcla de hard rock y metal el trio provocó que las primeras cabezas se balancearán, y otros cuantos puños en altos.

Musicalmente está todo impecable, aunque la puesta en escena flaquea un poco, ya que al ser Ivan el batería el encargado de las voces, la banda carece de frontman, y en muchos momentos se ha echado en falta algo que aportara algo más de dinamismo sobre las tablas.

Pero la verdad eso importaba poco, el público estaba feliz, y coreaba y apoyaba la banda que a buen seguro con el gran trabajo que está efectuando mejorará en cada salida. Y por mi parte ha sido una perfecta apertura para el festival.

La banda ejercía de anfitriona, y nada más salir tenía la asistencia en el bolsillo. Su música a medio camino entre el groove más oscuro y el death metal tuvo gran aceptación por parte del público, un público que ya sabemos es muy cañero y amante de esos sonidos.

La banda estuvo en constante movimiento, muy activa y buscando la interacción. Supieron aprovechar la oportunidad brindada en el festival de su tierra con un público venido de las cuatro esquinas de Andalucía y más allá.

No puedo hablar mucho de música en este caso ya que no domino ese género, pero puedo afirmar que la banda gustó al público, y que es lo más importante no ha desentonado en el festival.

Con una presentación previa bastante brutal por parte de los antecesores, el turno del Thrash Metal correría a cargo de una banda muy especial. Formada por integrantes de otros grupos como VIKINGORE o AGGRESSION, un quinteto pesado y crudo salió al escenario dispuesto a romper el atardecer sevillano. Bajo el nombre KILLDOZER, presentarían su álbum debut, Seeds of Vengeance, una apisonadora thrasher que no dejaría cuerpo sano, si acaso bien no se expresa la portada destructora.

Ciertamente, el show fue total, ya que no les faltó de nada de principio a fin. Un estilo thrash/death que Ángel a la voz bien representaba, presencia en todo el conjunto, un público entregado a sus paisanos… A pesar de haber una sobresaturación a la batería y alguna que otra guitarra en ciertas ocasiones, la originalidad moderna no les abandonaba, así como la bestial interpretación rítmica. Sin apenas breaks y salvajes mosphits por doquier, resonaron los temas a tesón uno tras otro.

Aparte de la cercanía social y la interacción, muy reseñable queda un aspecto infalible. Los covers que deleitaron a los presentes dejaron la experiencia y calidad de los intérpretes. Into the Pit de TESTAMENT y Raining Blood de SLAYER hicieron que el quinteto se ganase una ovación tremenda en el festival, y dando el fuerte pistoletazo de salida a la noche candente que seguía.

Una de las grandes sorpresas del festival, los conocía de un festival que presencié hace unos años, con un estilo hardcore punk agresivo, pero con la llegada de su nuevo disco The Oath, la banda ha dado un vuelco a su imagen y sobre todo a su sonido.

Metal modernete” como dice mi amigo Chesky. Imposible de calificar tan el espectro de influencias es amplio, sus raíces punk y hardcore siguen presente y no se pueden borrar, pero SIX BURNING KNIVES juega con el metal industrial, el metalcore y cualquier género donde caben sus samplers.

A nivel visual es impactante, maquillaje y atrezo que se combinan con la música a la perfección. El uso de plataformas en primer plano del escenario permite a la banda ocupar mucho mejor el escenario, y ubicarse en todo momento. Además, las luces incorporadas a las mismas dan un gran efecto visual.

El concierto se me hizo corto, y me dejo un gran sabor de boca. No puedo destacar ningún tema, pero ya estoy dando un repaso a The Oath, disco que me está gustando mucho.

Como siempre la organización piensa en la gente que no le gusta tanto la tralla y ofrece algo más liviano, en esta ocasión tenemos a un nombre importante dentro el power metal como es SERIOUS BLACK.

Tras varias cancelaciones la banda por fin está en España, y juntado lo útil con lo agradable no perdió la oportunidad de pasar por la ciudad sevillana. Y como no, somos los primeros en catar los temas de su nuevo disco, Vengeance Is Mine, que se estrenó el fin de semana anterior.

El setlist daba un repaso a su carrera agregando temas del ya mencionado nuevo disco, aunque han sido solo pinceladas como Senso Della Vita y Rock With Us Tonight. No puedo comparar con el antiguo vocalista, pero se nota que Nikola está plenamente integrado y ocupa perfectamente el escenario junto a Mario con su bajo que cargan con el peso de del espectáculo, sin hacer desmerecer a sus compañeros.

Pasé un buen rato con composiciones de gran calidad, aunque eche de menos un poco más de velocidad en las canciones, pero con el cierre con High And Low me di por satisfecho, un tema espectacular.

SERIOUS BLACK dejó el listón altísimo mediante su power metal internacional, pero aún se podía superar en la noche. Desde Austria, el más puro Crossover de los ochenta regresó al festival con un cuarteto que podría encajar en cualquier locura diagnóstica. INSANITY ALERT tiene una corta trayectoria, pero no por ello hay que subestimarlos. La banda quiso romper al público, ¡y vaya si lo hizo! Siendo la primera vez en España, no quedó cabeza ilesa después del arrollador show que ofrecieron.

Sin duda, una parte de la cercanía social y la interacción con el público se debe al frenético Heavy Kevy, el frontman más activo que se puede ver en la actualidad. De un lado hacia otro en el escenario, carteles volando, riffs supersónicos y un estilo pegadizo que embrutecía los moshpits a más no poder. Da igual el tema interpretado, INSANITY ALERT lo convertía en un ambiente de risas, humor y mucha diversión, sin obviar la calidad musical sin apenas fallos técnicos.

No sería raro decir que el cuarteto tocó la tecla perfecta con su repertorio insano. Un concierto donde ninguna canción duró más de tres minutos. Aunque hubiera algún detractor por ahí, no negaría que alguna sonrisa sacó con la ironía lingüística Mierda = Scheisse. A ser sincero, ¿por qué más tiempo si se compensa con una calidad impecable? Cumplieron las expectativas al máximo, ¡sin duda!

Número uno de ventas en España el año pasado, shows donde todos acaban pidiendo más, referentes del thrash metal nacional, un disco reciente fuera de sí… ¡Ah, y de Albacete! El plato fuerte para cerrar el evento correspondía a los míticos ANGELUS APATRIDA, adalides del más puro metal extremo nacional. Desde los inicios del 2021, el cuarteto se juró llevar su thrashería a lo largo de España y Sevilla caería también presa de ellos.

El público les esperaba muy ansiosos, ¡y no era para menos! Guille y David poniendo a tono las guitarras con los veloces y técnicos riffs de toda la discografía, José aporreando un bajo cuyo valor sube por encima del millón de euros de toda la carretera que lleva encima y Víctor no dejaba la batería ni apartándolo a la fuerza. El setlist no varió mucho de otros shows anteriores, dando una variedad entre la discografía, pero no importó al público. Por supuesto, no faltaron ovaciones a situaciones actuales, como las guerras eslavas o las patologías tumorales. Guiños que el público hizo agradecer más y que engrandecía a la banda en cualquier aspecto.

Respecto a la calidad musical, no hubo fallo o error que recriminar, pues sonaron como sólo ellos saben. Todo tema que interpreten suena a pesadez y crudeza; lo que necesita la sociedad desesperadamente. No flojearon en ningún momento, ni siquiera bajando el ritmo o algún que otro break aislado. Fueron el broche terminal a un evento que no dejó de mejorar ni tras su finalización. Porque ANGELUS APATRIDA tiene su camino claro y decidido, ¡siempre apoyados por un país que nunca le dará la espalda!

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: