MURO

BIO

¡Speed metal a tope!… Por si alguien está despistado, decir que es una de nuestras formaciones más legendarias de heavy metal, amén de posiblemente nuestra primera banda dura de verdad, si acaso junto a otras formaciones legendarias como FUCK OFF o LEGION (éstas de Barcelona). Creados por Largo y Lapi a principios de los 80, y comenzando curiosamente con Tony (después ya cantante de SANGRE AZUL como todos sabemos), y vestidos con pieles y cuero, fue a mediados de la década más gloriosa de nuestra historia metalera cuando se hicieron leyenda ya con el bajista Julito y Silver en sus filas.

Además, pariendo obras maestras absolutamente imprescindibles para todo heavy que se precie como su primer disco “Acero y sangre” (con la curiosidad de que se grabó en directo… y que fue la “excusa” para crear el sello Avispa, amén de primera referencia de la mítica discográfica, que se creó para sacar este disco de MURO… “porque no había pasta para otra cosa”, como ellos mismos han dicho siempre) o “Telón de acero”.

Los dos discos son más que imprescindibles para la historia del heavy metal nacional y es dónde encontramos los clásicos más rotundos y reconocibles del grupo: “Mirada asesina”, “Amos de la oscuridad”, “Juicio final”, “Acero y sangre”, “Telón de acero”, “Epílogo”, “Ciclón”, “Mata”… Y una banda imprescindible en directo, pateándose todo el Estado y dando conciertos muy especiales como el mítico concierto en el homenaje a Tierno Galván delante de muchos, muchos, muchos miles de personas (junto a BARRICADA y LA POLLA RECORDS, por cierto, curiosa y polémica mezcla entonces).

Entramos en los difíciles 90 y el grupo graba aún un disco más, el fantástico “Pacto de sangre” en 1992, pero con El Niño (después en SARATOGA y CUATRO GATOS) a la batería y el grupo ya a punto de dar carpetazo a la primera etapa de MURO. Aún así, un disco fantástico e imprescindible con temazos como “Lujuria”, “Desengancha” o la propia “Pacto de sangre”. Además, no nos olvidemos, MURO fue una de nuestras primeras bandas en grabar en inglés, con ese “Mutant hunter” (a modo de recopilatorio en ingles) que, más acertado o no, ya es un pedazo de nuestra historia. Poco después el grupo daba por terminada la primera etapa del grupo estando de hecho sobre todo Largo muchos años literalmente fuera de la música, de Madrid y de la escena.

Siendo banda de primera línea y totalmente imprescindible para la historia metalera de este país en los 80, com decios tuvieron que pasar su particular “via crucis” a partir de principios/mediados de los 90 en adelante, con cambios de formación incluidos (el propio guitarrista original, Largo, estuvo muchos años fuera de la banda, y también el batería original, Lapi, estuvo alguna temporada fuera de MURO) y algunos períodos de inactividad. De hecho, fue un evento llamado “Duro con el 98” (con concierto en el Canciller y que inicialmente se planteó como una gira), la que nos volvía a traer a la palestra entonces tanto a MURO como a OBÚS de hecho. Eso sí, los que nos ocupan hoy con formación diferente, y que de hecho estuvieron varios años sólo con Silver y Julito como miembros clásicos, y Lapi un poco entrando y saliendo en esos años. Aún así no podemos obviar discos como “Peligro inminente” (al que quizás le falla más el hecho de llamarse MURO que el disco en sí) y sobre todo el fantástico “Corazón de metal” de 2001 (con Patillas, de OMISSION, entonces a la guitarra, e Iván Manzano, después también en SILVER FIST, a la batería).

De cualquier manera, y pese a muchos intentos, esta segunda etapa no terminó de funcionar y desembocó en el directo de despedida, “Este Muro no se cae” grabado en dos días en la sala Caracol de Madrid a principios del nuevo siglo (entonces con el gran Manolo Arias a la guitarra, uno de los principales trotamundos de nuestra escena… y de nuestros mejores músicos sin duda… con la particularidad de hecho de que también estuvo en los propios MOTORES en alguna etapa)… pero sin Lapi ni Largo en la formación y con sobre todo Silver y Julito muy desencantados.

Ya en 2010/2011, y gracias a la muerte de Javier Gálvez (el mítico manager de la banda en los 80, y de muchas otras), se propicia un encuentro de los miembros clásicos de MURO, que finalmente hace que se produzca la vuelta del Largo a la palestra (y a la música de hecho, tras muchos años totalmente desaparecido en este sentido como decíamos). Esto hace que se conforme de nuevo la formación más clásica del grupo: Largo, Lapi, Julito y Silver. De aquí salió el tremendo “El cuarto jinete” (2013), esperadísimo último disco de estudio del grupo hasta la fecha, y muy bien aceptado a todos los niveles… pero sorpresivamente poco después saltaba la noticia de la salida del eterno cantante de la banda, que nadie esperaba. Y aún mayor sorpresa fue el anuncio de que el nuevo cantante de MURO iba a ser… ¡una mujer!

Pues sí, y desde el principio y de un plumazo Rocksa calló todas las bocas y se ha erigido como una auténtica tigresa y “lideresa” llevando el grupo un punto más allá… y convenciendo a propios y extraños, que no es fácil, y menos en una escena tan encorsetada como la nuestra, y aún más hablando de un grupo “de machos” como MURO. Pero ella, con su mirada asesina, vozarrón mediante, actitud deudora de la mejor Azuzena (SANTA) y ovarios de cuero y metal ha conseguido lo impensable: hacer “olvidar” a Silver y hacerse con el cetro de la banda siendo una frontwoman de primera línea.

Mientras seguimos esperando el que será (esperemos que pronto) el nuevo trabajo de la banda ya con Rocksa a las voces, como decimos, y después de llevar más de un año largo sin verles en directo en la capital (la última fue en diciembre de 2014), hay muchísimas ganas de volver a empuñar el hacha y ofrecer acero y sangre desde el escenario de la mano de una de las bandas más importantes de nuestro heavy metal…

No events for now, please check again later.
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN