Crónica: UrRock – Día 3

El sábado era uno de los días más especiales para nosotros, ya que a primera hora de la tarde pudimos entrevistar (o tratar de entrevistar) a INFINITAS, y se avecinaba uno de los conciertos más potente del festival, ORDEN OGAN. Con todo eso nos disponemos a disfrutar.

El fin de semana arrancó fuerte, quizás más de lo que creíamos los asistentes. La propia Suiza quiso sacar sus demonios interiores con una banda paisana, INFINITAS, donde un cuarteto dedicó un show puramente especial y mágico. Sin duda, el único concierto del festival donde hubo un uso de efectos especiales muy acorde al estilo enigmático y potente de la banda. Liderados por un nueva frontwoman, Mary, las introducciones ambientales y melódicas daban un estilo que difícilmente podría olvidarse.

Con un álbum sacado antes de la pandemia, Infernum, estaba claro que INFINTAS        no iba a pasar la oportunidad de ofrecer bocados de su discografía. Sin embargo, el juego de luces, espectáculo vocal, sinfónico, la puesta en escena y las líricas demoníacas hicieron que el público los apoyase desde el principio. Obras de arte del disco debut, como Alastor y Samael, quedaron reflejadas con escenificaciones y guiños a la cultura popular helvética. Un poco más heavy y brutal, temas como Tiamat y Avnas dejaron claro que la inclusión de Mary y Savannah, la violinista, era lo que necesitaba la banda para crear arte de calidad. No nos olvidamos de la musicalidad de Selv y Pirmin, estandartes perennes del grupo. Un espectáculo digno del festival que difícilmente se superó en belleza hasta casi el final de la jornada.

Latinoamérica cruzó el Atlántico hacia las frías tierras helvéticas con un fin calcado en sus representantes, ofrecer un concierto donde la gente sienta la verdadera cultura musical. Por ello, los argentinos SKILTRON nos deleitaron con un repertorio de metal folklórico entintado de un power brutal. Aunque el escenario fue un poco soso en decoro, no sustituyó a la calidad musical que se desbordó por cada nota que escapaba de la guitarra, la voz o la gaita. Un grupo con ganas de dar guerra, ¡y lo consiguió con creces!

El público escuchó un repertorio variado de toda la discografía, sonando temas tan potentes y pegadizos como Hate of my Life, The Brave’s Revenge o Bagpipes of War, donde no existía ni la ropa de los integrantes. Tal fue la originalidad y fuerza desprendida que nadie podía adelantarse a ellos. Una apisonadora latina que hizo levantarse al público una y otra vez, fuera en riffs, solos o coros. Quizás por ello, no dudamos que pronto los veremos de nuevo, seguramente en estudio, dando forma a un nuevo disco que supere al resto.

CROWN OF GLORY

¡Una de las sorpresas del festival! Habíamos escuchado la banda, pero lo que presenciamos en directo no tiene nada que ver con lo que se puede escuchar en estudio. La banda magnifica todo lo que toca, desde ese Something (quizás tocado demasiado temprano en el setlist), o Surrender con Heine Muther, el vocalista solo ante el público, derrochando sentimientos.

La banda ofreció uno de los espectáculos más amenos del festival, como decía, todos los temas cobran una nueva dimensión, están labrado para el directo con estribillos coreable que hacen las delicias de la asistencia.

La última línea recta conformada con What I am Made Of, The Hunter y acabando con Make Me Believe es simplemente imparable. Esta actuación se me quedó realmente corta ya que la banda supo impresionarme en cada momento. CROWN OF GLORY se ha llevado un fan para España.

Debido a la ausencia de SAVAGE MESSIAH, el festival nos devolvió el espíritu thrasher helvético mediante una banda dispuesta a reventar el escenario dejado por las agrupaciones anteriores. Comandados por un carismático Tobias, BROKEN FATE hizo todo lo posible para que nos olvidásemos de aquellos a quienes sustituían. En cierto modo lo lograron, más por su puesta en escena, la cercanía con el público y, por supuesto, la interacción con el mismo. Sin duda, una apuesta fuerte donde se veía una la banda muy cómoda y suelta, como si tuvieran miles de ensayos detrás de sus dos álbumes en estudio.

Categorizados como thrash metal, yo añadiría toques death melódicos, como una fusión moderna de géneros extremos. El sonido les hizo brillar, por ejemplo, con One of Those Days o What You Want. Un repertorio variado donde no faltó ni una mención a las grandes estrellas del metal internacional. METALLICA tronó mediante un medley que se conformó mediante piezas de Hardwired, Sad But True o Seek and Destroy. Una forma tranquila de regresar a la pesadez metalera de la banda, ya que Your Legend y Devil on Earth pusieron punto y final a una actuación cargada de coros, tecnicismos y bestialidad. Por nuestra parte, el festival acertó, de lleno, en la elección de una banda local parecida en género musical.

Desde la India llegaba GIRISH AND THE CHRONICLE, una banda que llego por primera vez a Europa dispuesto tocar el que iba a ser su primero concierto en el viejo continente, y se convertiría en el primero y segundo. (Obviamos el concierto el club por su tamaño reducido). La banda actúa en sustitución de CORONER quien se ha caído a última hora del cartel y no ha podido ser sustituido.

GATC estaba en territorio conquistado con su hard rock con tintes heavy ochentero. El público reaccionaba de manera positiva a cada uno de sus temas, como el más reciente Lovers’ Train. Girish demuestra ser un frontman de gran categoría, atrayendo las miradas en cada momento, alternando momento con guitarra, y otros solo cantando. En ambas facetas tiene categoría de movimientos que prometen noches gloriosas en un futuro muy próximo. Si le añadimos una banda potente y muy bien posicionada en el escenario tenemos la fórmula del éxito asegurado.

Del setlist podemos destacar el segundo sencillo de su próximo disco Primeval Desire, Ride to Hell y una versión electrizante del Rock n Roll de LED ZEPPELIN. Una muy buena actuación llena de rock y melodías.

El cuarto plato fuerte del cartel venía con denominación germánica y muchas sorpresas detrás que se convirtieron en un recital de musicalidad, potencia y belleza. Con un estilo fusionado del folk y el power moderno, ORDEN OGAN empezó una actuación que tuvo cierto retraso, ¡aunque mereció la pena! Con la presencia de Seeb, su frontman, como miembro fundador restante, no hay palabras para describir el inmenso show que dio el quinteto. La gente se agolpaba para estar lo más cerca posible, ¡y no era para menos!

Con la gentileza de un setlist conformado por las peticiones del público, la banda se dejó caer a los pies de sus fans. El público quería verlos a lo grande, de modo que el escenario se ambientó de una manera magnánima. Las luces, más bien oscuras, no dejaron entrever ciertos aspectos musicales, pero no influenciaron en un espectáculo que rebosaba un sonido puro y nítido. La gran acogida e interacción permitía a Seeb bromear con todo aquello que observase, fuera público o compañeros. La alegría y emoción de estar allí casi hace llorar a ambas partes, más sabiendo que su último disco, Final Days, tuvo una repercusión fuera de sí.

El setlist interpretado recorrió toda la discografía de ORDEN OGAN a excepción del álbum debut, Testimonium A.D. No fue un fallo a tener en cuenta, ya que las obras de arte que siguieron dejaron un terremoto impresionante. Por supuesto, la banda dejó constancia de todos los singles que precedieron a su último disco, mencionando In the Dawn of the AI, Inferno o Heart of the Android. Sin embargo, algunos temas como Come With Me to The Other Side o The Lord of the Flies se convirtieron en leyendas aún mayores. Si sumamos Gunman y The Things We Believe In, Podemos decir que un final tan apoteósico no se ve en años. El quinteto vibró el lugar con estilo y estoy seguro que lo volverá a hacer en un futuro.

Otro buen día de música. Se nos quedarán marcado varias imágenes, como el espectáculo de INFINITAS, los músculos de SKILTRON, la presencia de CROWN OF GLORY y como no, uno de los mejores conciertos presenciado en años con ORDEN OGAN.

Compartir:
COPYRIGHT © 2020 | THE METAL FAMILY | ALL RIGHTS RESERVED | JKG DESIGN
A %d blogueros les gusta esto: